Intérpretes que se arrepintieron de sus papeles

Como cualquier persona, hay actores que lamentan ciertas etapas de su vida.

kate winslet

Todos hemos pasado por ese momento en el que nos arrepentimos de haber hecho algo. Y los artistas no son la excepción, ya que en numerosas ocasiones han confesado que, si pudieran volver el tiempo atrás, no hubiesen aceptado tal personaje… y, a veces, se trata de uno que los ha llevado a la fama. ¿Querés conocer la lista completa de los arrepentidos? Seguí leyendo para enterarte de más.

Megan Fox

Esta celebridad tuvo mucha popularidad gracias a “Transformers”, la cinta de 2007 que cuenta con la dirección de Michael Bay y trata sobre dos razas de robots que amenazan al destino de la humanidad tras llevar su guerra a la Tierra. Allí interpretó a Mikaela Banes, papel que detestó porque creía que el foco de las cintas no era la actuación y porque confesó que trabajar con el director fue una pesadilla.

Shia LaBeouf

Hace un tiempo, este intérprete era muy popular. Y estuvo en la misma saga cinematográfica que la anteriormente mencionada. Algo parecido a lo que ella pensaba le sucedió, ya que mencionó que “Transformers: Revenge of the Fallen” no le pareció nada interesante. Afirmó que no quedó emocionado ni impresionado, calificándola como “un montón de robots peleando”.

Robert Pattinson

Su papel estrella, hace muchos años atrás, sin duda alguna fue el de Edward Cullen. El famoso vampiro que se enamoró de Bella Swan, también enamoró a muchas adolescentes de la época. Pero… no fue la actuación más querida y la crítica acabó con él. Aunque pudo resurgir y corregir su carrera, hay quienes igualmente han halagado su paso por la serie cinematográfica. ¿De qué lado de la grieta está él?, del de los haters. En entrevista con Jimmy Fallon, se le preguntó al actor si la sensación de terminar de grabar la cinta era un poco agridulce, a lo que él respondió: “Um… ¡para ellas!”, dejando en claro que no le interesaba seguir en “Crepúsculo”. Aunque varias son las veces que ha dicho o insinuado haberse lamentado por aceptar al personaje.

Katherine Heighl

“Knocked Up” fue un total éxito y conquistó a los espectadores, pero no dejó muy contenta a la protagonista. Y se encargó de contárselo a la prensa, pero desafortunadamente, hay una entrevista que le costó la carrera. En una charla para Vanity Fair, expresó que le gustó trabajar con Seth Rogen y Judd Apatow, pero que no le gustó el resultado de la cinta porque se le hizo “un poco sexista”.

Jessica Alba

La protagonista de “Los cuatro fantásticos” detestó haber interpretado a la Mujer Invisible y haber trabajado con el director (Tim Story), ya que le dijo que iban a tener que ponerle lágrimas digitales porque “no lloraba bonito”. La actriz confesó: “Recuerdo que cuando estaba moribunda, el realizador me decía que se veía muy real. Demasiado doloroso. Y me preguntaba si podía conseguir parecer más guapa mientras lloraba… que llorara guapa, me decía. Que no hiciera cosas con la cara, que las lágrimas se podían poner luego digitalmente”.

Kate Winslet

Si escuchamos su nombre o vemos su rostro, rápidamente la reconocemos de “Titanic”. Una película muy querida para muchos, pero no para la protagonista. ¿Qué sucedió? Resulta que no quedó muy satisfecha con su interpretación, ya que creía que su acento había sido terrible. Por esta razón le cuesta ver la cinta, y además, confesó que la canción My Heart Will Go On la perturbó por años.

Natalie Portman

La popular actriz, como muchos otros intérpretes, llegó al Universo Cinematográfico de Marvel en algún momento de su carrera. Apareció en la primera entrega de “Thor” y, para la segunda, ya no quiso continuar. Sólo quería volver a encarnar a Jane Foster si Patty Jenkins se convertía en la directora de la secuela. Finalmente, detrás de las cámaras se sentó Alan Taylor, y Portman tuvo que aparecer igual por el contrato que había firmado.

Mischa Barton

Una de las series más importantes en su carrera fue “The O.C.”, la cual contó con cuatro temporadas y nos mostró las dramáticas vidas entrelazadas de las familias Cohen, Cooper y Nichols. Su interpretación como Marissa Cooper no fue del agrado de la actriz: “Es algo que estuve muy cerca de no hacer. Tenía algo genial en el mundo del cine. La gente dice que hay que estar agradecida de lo que uno tiene, pero definitivamente no era el tipo de cosa que esperaba estar haciendo”, contó.

Miley Cyrus y su padre, Billy Ray Cyrus

El progenitor de la cantante confesó que trabajar en “Hannah Montana” no fue la mejor de sus experiencias: “Te diré ahora mismo: ese maldito show destruyó a mi familia. Si pudiera, lo desharía en un segundo. Que mi familia esté acá y todos estén bien, a salvo, cuerdos, felices y normales sería genial”, expresó hace un par de años a la prensa.

Quien también dijo lo que pensaba sobre el show y el prematuro estrellato, fue la propia protagonista. “Desde los once era como ‘¡Eres una estrella!’. Eso significa que tienes que ser rubia, tener cabello largo y tienes que vestir ropa ajustada y brillante”, dijo. Tal parece ser que interpretar a una superestrella, con “una peluca y toneladas de maquillaje”, afectó su manera de percibirse a sí misma, en donde la ansiedad y la presión por trabajar en una producción de tal magnitud le jugaron una mala pasada.

Angus T. Jones

La estrella de “Two and a Half Men” estuvo por muchos años trabajando en la serie, pero llegó un día en el que se despidió del programa a causa de su religión. No se sentía cómodo con su papel y hasta se ha llegado a referir a la ficción como “inmunda”. Creía que los temas presentados eran incorrectos y le pidió a sus admiradores que dejaran de ver esta comedia de situación.

Sean Connery

¿Acaso todos lo conocemos por su papel de James Bond? Bueno, justamente este personaje es el que detestó interpretar. “Siempre odié a James Bond, me gustaría matarlo”, le confesó en 2004 a la revista The Observer. Su molestia no era con los directores ni con sus compañeros de reparto, sino con su propio papel. “Elimina los toques exóticos y, ¿qué tienes? Un policía inglés, aburrido y prosaico”, describió el actor a su personaje.