¡Jennifer Lawrence y Timothée Chalamet a los besos!

Fue para el rodaje de la superproducción de Netflix “Don’t Look Up”.

Jennifer Lawrence Timothée Chalamet

Si tenías ganas de que estas dos celebridades estuvieran juntas, tus sueños se cumplieron. Los veremos en la nueva película que está preparando la plataforma de streaming, la cual cuenta con un reparto de estrellas: Leonardo DiCaprio, Meryl Streep, Ariana Grande, Cate Blanchett, Jonah Hill, Matthew Perry y Himesh Patel, entre otros.

Hace poco te contamos que la protagonista de “Los Juegos del Hambre” había sufrido un accidente en las filmaciones, donde se cortó el parpado con un fragmento de vidrio y no dejaba de sangrar; debido a ello, tuvieron que parar con las grabaciones y atenderla. Ahora parece que ya está recuperada, y que volvió con todo.

Junto con el intérprete de “Call Me By Your Name”, compartirán set de rodaje y parece que estarán vinculados sentimentalmente. Aunque, todavía no sabemos mucho sobre la trama de esta cinta ni qué papel jugarán, sólo que ella encarnará a Kate Dibiasky y él, a Quentin.

Recordemos que Jennifer había admitido en una entrevista con Entertainment Tonight, en 2018, que su crush era Chalamet. En ese momento, el actor tenía 22 años, mientras que ella contaba con unos 27. “Timothée, estoy esperando que se haga un poco mayor, ¿sabes? (Lo estoy) untando con mantequilla como a un cerdo para el matadero, y luego voy a entrar allí tan pronto como tenga, como, 30. Tiene la edad suficiente para decir eso, ¿verdad? ¿Tiene más de 18 años? ¿Y si yo dijera: ‘¡Está buenísimo!’, y él tiene 15? No me di cuenta de que era tan joven”, bromeó la intérprete. Y parece ser que, a pesar de que su amor sea completamente ficticio, podrá estar vinculado a él como quería.

En cuanto a la sinopsis, sabemos que la película sigue a dos astrónomos que deben realizar una gira mediática para advertir a la humanidad sobre un peligroso cometa que se aproxima a la Tierra y que amenaza con destruir el planeta.

A pesar de todos los retrasos por la pandemia y el accidente de Lawrence, el film se espera que vea la luz a finales del 2021 o, a más tardar, a principios del 2022.