John David Washington puede ser una estrella de cine ahora, pero no para papá Denzel

Algunos divertidos detalles de su relación familiar se revelaron recientemente.

John David y Denzel Washington

Muchas actividades inusuales comenzaron en 2020. Fue una gran historia que Bruce Willis y Demi Moore (ex pareja) se juntaran para pasar la cuarentena a principios de este año, pero no fueron las únicas celebridades que se unieron en un hogar durante estos tiempos extraños. De hecho, el protagonista de “Tenet” le reveló hace algunos días a Samuel L. Jackson que se mudó a la casa de su padre cuando la pandemia cerró las producciones. ¿Cómo se sintió volver a ser un niño, ahora que ya es todo un actor de Hollywood? Continuá leyendo para enterarte de lo que contó.

Jackson fue uno de los artistas que sustituyó a Jimmy Kimmel durante su verano fuera del set. Tener a diferentes personas como anfitriones nocturnos a veces puede ser divertido e incluso ventajoso para la conversación, como sucedió en este caso, ya que, al ser un viejo amigo de los Washington, comenzó a preguntarle a John David cómo fue volver a esos cálidos brazos fraternos (sabiendo que la respuesta iba a generar algunas risas). “Sé que a Denzel le gusta el orden en la casa”, inició el actor de Marvel, poco dispuesto a dejar pasar que su invitado debió quedarse con su familia estando en sus treinta.

“No puedo creer que estemos haciendo esto ahora mismo. Sí, hubo una o dos tareas. Mi responsabilidad era asegurarme de estar listo para cenar a tiempo”, respondió entre carcajadas, sorprendido por la charla que estaban teniendo. Luego, continuaron hablando sobre todo el listado -digno de un adolescente en crecimiento- que el intérprete del film de Christopher Nolan debió cumplir para poder quedarse en la casa. Cabe destacar que Samuel tiene una larga historia con el ganador del Óscar: los dos aparecieron juntos en “Mo Better Blues” (1990) y se volvieron muy unidos cuando ambos vivían en Nueva York, por lo que conoce a su hijo “desde antes de que pudiera afeitarse”. Fue totalmente como un momento de tío que quiere avergonzar a su sobrino, exceptuando el hecho de que dicho pariente es una de las figuras más importantes de la industria cinematográfica.

Usualmente, uno termina olvidándose que aquellas personalidades tan exitosas continúan siendo humanos, que incluso deben sacar la basura o limpiar para que papá no se enoje (y mejor no imaginar a Denzel Washington en ese estado).