“Joker” fue una traición a los enfermos mentales, según David Fincher

El legendario director señaló los problemas de Todd Phillips para retratar a las personas con discapacidades.

Joker

¿Alguna vez el público podrá olvidar “Fight Club”? La memorable película protagonizada por Brad Pitt y Edward Norton posicionó al cineasta en un nivel superior al exhibir una atrapante historia repleta de representaciones de enfermedades mentales. Esto lo dejó en un rol capacitado para este tipo de opiniones, sobre todo cuando se trata de la última cinta popular que trajo a la gran pantalla un personaje desequilibrado como imagen principal. Con la repercusión que generó el villano de DC, es importante para el realizador tener en cuenta que su exposición interna no fue la correcta.

Si damos un salto en el tiempo, recordaremos que el estreno de la cinta de Joaquin Phoenix estuvo plagada de dudas porque la audiencia general no creía que alguien pudiese estar a la altura del último en dar vida al payaso maligno, Heath Ledger. Sin embargo, la majestuosa actuación del artista hizo acallar las inseguridades. Lo que sí quedó en controversia, fue la representación de un enfermo mental. Si dejamos a un lado la interpretación del ganador del Óscar, podemos encontrarnos con numerosos elementos que difieren de la realidad. Aunque la condición de Arthur Fleck se basa en un estado verídico, la película en su conjunto perpetúa una gran cantidad de estereotipos, particularmente lo “peligrosas” que son las personas desequilibradas. En un giro irónico, lo más controvertido de “Joker” terminó siendo el mito sobre las tendencias violentas.

En una reciente entrevista con The Telegraph, aquello fue exactamente lo que David Fincher destacó. Hizo alusión a que es un riesgo que valió la pena (comentario que surge de su propia experiencia) y que respeta el esfuerzo, pero que Todd debería haber corregido esos detalles. “No creo que nadie hubiera mirado ese material y hubiera pensado: Sí, tomemos a Travis Bickle (de “Taxi Driver”) y Rupert Pupkin (de “El Rey de la Comedia”), los mezclamos y lo exponemos en una traición a enfermos mentales para vender por mil millones de dólares”, comentó el director. Por supuesto, no se preocupó en mantener la sutilidad.

¿Qué opinan, están de acuerdo? Luego de haber trabajado en títulos que manejan la misma base (como “Mindhunter” y “Se7en”), es interesante conocer su opinión sobre la película de Phoenix, que tan buena recepción recibió tanto del público como de la crítica. Fleck es reiteradas veces denigrado de formas casi ridículas y reacciona con un giro igualmente absurdo hacia la pura maldad, algo completamente inverosímil incluso para el universo de Ciudad Gótica.