Kate Winslet reveló lo que más sufrió de “Titanic”

Su encuentro con la fama fue un camino difícil de transitar, incluso teniendo a Leonardo DiCaprio a su lado.

Kate Winslet Titanic

A más de dos décadas de su estreno, la estrella se abrió a contar el percance que tuvo durante su participación en una de las películas más famosas de todos los tiempos. Como tal, incluso en su momento ya se percibía la grandeza del título dirigido por James Cameron, por lo que todos los focos de Hollywood apuntaban hacia los rostros detrás del film. Por supuesto, en aquel entonces, ciertas cuestiones que actualmente están en proceso de resolverse ante el ojo público, eran difíciles de tratar e imposibles de cuestionar. Entre ellos, el acoso de la prensa y la recepción de los medios.

Aunque ahora sea una locura considerarlo, en esa época no existía la masividad de las redes sociales. Las fotografías y noticias sobre las estrellas aparecían en revistas y diarios, a través de fuentes, declaraciones, intensos medios y paparazis poco respetables. El lado oscuro de ese mundo era poco conocido por sus consumidores y, por su parte, una joven Kate no estaba preparada para afrontarlo. “Entré en modo autoprotector inmediatamente. Fue de un día para otro. Estuve sujeta a un gran escrutinio físico personal, fui muy criticada y la prensa británica no fue amable conmigo. Me sentí intimidada, si soy honesta. Recuerdo que pensé: ‘Esto es horrible y espero que pase’. Definitivamente pasó, pero me hizo darme cuenta de que, si eso es lo que era ser famosa, no estaba preparada para serlo”, confesó la actriz para el podcast WTF.

Además, contó que tener una hija a los 25 años fue de gran ayuda para que su imagen pública, y como consecuencia el trato de los mencionados, mejore y, a la vez, ella aprenda a mitigar las molestias externas. “Todas esas cosas se evaporaron un poco”, dijo refiriéndose a que la atención por ella disminuyó. Finalmente, explicó cómo logró superar su miedo a la exposición: “Todavía estaba en aprendizaje, sentía que no me encontraba lista para hacer muchos trabajos gigantescos de Hollywood. No quería cometer errores y arruinarlo, quería estar en el juego a largo plazo. Intenté estratégicamente diferenciar pequeñas cosas para poder entender el oficio un poco mejor y mantener cierto grado de privacidad y dignidad”, finalizó.

Luego de “Titanic”, llegaron grandes papeles, nominaciones y premios. Su salto al estrellato no fue para nada fácil, pero valió la pena. Pueden ver a la aclamada intérprete en “Ammonite”, una de las cintas favoritas para el premio Óscar, y próximamente en la secuela de “Avatar”, que significó su reencuentro con James Cameron.