La escena de “Back to The Future” que casi mató a Michael J. Fox

No todos los recuerdos que el actor tiene en el set son felices.

Michael J. Fox en back to the future

Dirigida por Robert Zemeckis, la famosa película marcó un hito en la historia del cine y la cultura pop. Volviéndose un clásico para los aficionados, y la obra favorita de muchos, esta cinta presentó numerosos momentos memorables. Sin embargo, hubo uno en particular que pocos conocen y que incluso el mismísimo Marty McFly desea olvidar. En la entrega final estrenada en 1989 (solo dos años antes de que Fox recibiera su diagnóstico de Parkinson a los 29 años), el protagonista se encuentra con Buford “Mad Dog” Tannen (Thomas F. Wilson) y su banda, quienes intentan enfrentarse a él antes de que el Doc Brown (Christopher Lloyd) intervenga. Sorprendentemente, esta escena casi hizo que la estrella perdiera la vida.

En el mundo de los efectos especiales, los ahorcamientos se encuentran entre las secuencias más peligrosas de filmar y, aunque los actores generalmente usan arneses para tales acontecimientos, las cosas pueden salir mal si los especialistas no son extremadamente cuidadosos. En “Lucky Man: A Memoir”, Michael relató su experiencia cercana a la muerte durante el rodaje de “Back to the Future Part III”: “Me balanceé inconsciente al final de la cuerda durante varios segundos, ahí me di cuenta de que incluso yo no era tan buen actor”, escribió. Si bien los ensayos habían sido correctos, en la práctica, la soga se tensó demasiado y cortó sus vías respiratorias. A lo que se refiere en su declaración, es que parte del peligro con este tipo de tomas es que se supone que el artista debe fingir dolor y luchar para lograr la impresión requerida, por lo que las señales de advertencia cruciales pueden confundirse fácilmente con una buena interpretación.

¿Conocías este dato? Afortunadamente, los realizadores lograron liberarlo a tiempo, pero muchas personas no han tenido tanta suerte en el pasado, sufriendo lesiones graves o muriendo en el trabajo. En esta misma franquicia, por ejemplo, durante el rodaje de la secuela, una doble requirió una cirugía reconstructiva tras caer desde una gran altura como parte de la infame persecución en hoverboard (que, de hecho, se mantuvo en el resultado final). En el presente, existen varios protocolos de salud y seguridad más estrictos, sin mencionar el temor de los estudios de ser demandados, por lo que los accidentes son menos frecuentes. En cuanto al ex McFly, se retiró parcialmente de la actuación en 2000 como resultado del empeoramiento de su condición y, desde entonces, dedica la mayor parte de su tiempo a la Fundación Michael J. Fox, cuya meta es encontrar una cura para el Parkinson.

Si querés saber qué otros actores estuvieron al borde de la muerte y por qué, podés hacer clic acá.