La historia real detrás de “En Busca de la Felicidad”

En otra ocasión te contamos las curiosidades de esta película, que ha tocado el corazón de miles de espectadores. Protagonizada por Will y Jaden Smith, y bajo la dirección de Gabriele Muccino, esta cinta nos cuenta la historia de Chris Gardner. Él es un hombre que es expulsado de su hogar junto con su hijo y no tienen lugar a donde ir, por lo que trata de ganarse la vida y, para ello, debe enfrentarse a muchas dificultades. Sin darse por vencido, batalla para obtener una mejor vida para él y para su niño. Seguramente conocías este film, pero… ¿sabías que está basado en hechos reales? Existe Chris Gardner y ahora es un hombre bastante exitoso. Es empresario, coach motivacional y filántropo. Pero no nació en una cuna de oro, sino que tuvo que luchar para conseguirlo todo. Por eso hoy, te contamos acerca del verdadero protagonista de esta historia.

Su infancia

La película está muy bien contada y nos ha hecho derramar un par de lágrimas. Pero, algo que no nos narraron, es sobre la niñez de Chris. Él vivía junto con su madre, su padrastro y sus tres hermanos. Era una familia bastante precaria y tenían muchos problemas: su padrastro maltrataba a su madre y ella estaba mal mentalmente, tanto, que estuvo varias veces en la cárcel por ello. Una de las cosas que hizo fue quemar la casa donde vivían para acabar con la vida de su pareja, pero no tuvo en cuenta que ahí dentro también estaban sus hijos.

Por todo esto, el pequeño vivió en varios orfanatos donde recibió maltratos, y hasta fue violado cuando tenía diez años. Luego de eso, conoció a sus tíos maternos y logró consolidar una relación, pero duró muy poco, ya que uno de ellos (a quien llegó a considerar como figura paterna) murió ahogado en el Río Mississippi. Pero todos estos problemas no lo hicieron desequilibrarse y logró terminar el instituto, convirtiéndose en un buen estudiante de matemáticas.

Primeros pasos

Tiempo después de terminar sus estudios, conoció a una persona importante en su vida. El Dr. Robert Ellis fue quien le ofreció un trabajo como asistente en investigaciones clínicas de la Universidad de California. Allí pudo ganar experiencia en investigaciones relacionadas a la medicina, como manejar un laboratorio o tener noción sobre procedimientos quirúrgicos. Lastimosamente, eso no era lo que quería ser en la vida y terminó renunciando al empleo.

Pero… el problema era que realmente necesitaba ese dinero. No tenía los recursos necesarios para poder subsistir sin él. Lo que sí tenía era experiencia en ese campo, pero que ahora de nada le servía si quería conseguir otro puesto en otro rubro.

Su etapa de adulto

Acá ya nos encontramos con un Chris Gardner casado y con un pequeño en camino, pero no de su esposa. Luego de esto, se casó con la madre de su hijo, Jackie Medina. En 1981, nació una de las personas más importantes en su vida: su primer niño. ¿El problema? Se encontraban en una situación económica muy complicada, lo que hacía que no pudieran vivir de una manera muy cómoda. Pero, gracias a su experiencia anterior en el área de medicina, intentó ganarse la vida gastando todos sus ahorros en equipos médicos, para poder dedicarse a la venta de éstos.

Pero la jugada no le salió tan bien como pensaba, porque estos equipos no los querían comprar ya que eran muy costosos y en el mercado existían otros más baratos y similares en cuanto a sus funciones. Y para sumarle más presión al hombre, en una ocasión, una mujer le robó una de las máquinas. Su situación se veía cada vez más complicada, él había dado un mal paso.

Dada toda esta situación, su esposa decidió dejarlo. Chris se quedó con su hijo y las máquinas. Claramente, poseer la tenencia de su pequeño hizo que no se quedara de brazos cruzados e intentara hacer hasta lo imposible para prosperar en la vida. Pero… llegó al punto de casi tocar fondo.

El día que comenzó a cambiar su vida

Hubo un día en el que Chris vio a un hombre bien vestido salir de un Ferrari rojo. Fue hacia él y le preguntó cómo se ganaba la vida, a lo que la persona le respondió que trabajaba vendiendo bolsas y relacionándose con las personas. La lamparita de Gardner se prendió y decidió copiar al hombre. Así fue como decidió intentar convertirse en un agente de bolsas y logrando conseguir una entrevista en la empresa de valores Dean Witter Reynolds.

Pero para llegar ahí tuvo que pasar por un largo sendero. Siempre estaba posponiendo los impuestos porque no tenía dinero alguno para pagarlos. Es por ello que la Administración Tributaria tomó de su cuenta bancaria todo lo que tenía, dejándolo con tan solo veinte dólares. No sólo eso, sino que lo metieron en la cárcel por unos días debido a esta deuda.

El día que salió de prisión fue el mismo que el de la entrevista. Así fue como se dirigió al lugar, con el mismo traje que tenía de hacía días y sin bañarse. Pero logró impresionar a todos con sus habilidades matemáticas, logrando ser admitido en un programa de capacitación pero que se trataba de una pasantía. No había paga alguna. ¿Cómo iba a sobrevivir por tanto tiempo sin dinero?

El camino al éxito

El problema económico que tenía este hombre era de tal magnitud que él y su hijo tuvieron que vivir en la extrema pobreza. Se la pasaban buscando refugios para personas sin hogares y, en otras ocasiones, tenían que dormir en la calle. No tenían dinero, realmente estaban sin un dólar. Pero Chris no iba a darse por vencido y se lo pasaba estudiando día y noche para poder ser seleccionado entre esas veinte personas que iban a ser a las que le darían el empleo.

De las cosas más tristes que ha tenido que presenciar fue crear juegos para su hijo, para mantenerlo entretenido y que no entendiera lo que estaban viviendo. Han tenido que dormir en el piso de una estación de tren y debía pensar cómo arreglárselas con la comida para poder sobrevivir.

Luego de los seis meses de capacitación, se reunió con sus supervisores, quienes le contaron que había quedado seleccionado dentro de esas veinte personas y que tenía un trabajo en la empresa. Además de eso, había sacado la mayor puntuación en su examen. Sin dudas, un claro ejemplo de que si se quiere, se puede. A pesar de las condiciones en las que se encontraba, había podido conseguir lo que se merecía. Al salir del edificio, comenzó a caminar entre la multitud pero con otra sensación en el pecho, con otro pensamiento. Era la oportunidad perfecta para poder volver a empezar.

Ya para 1987 logró recaudar dinero y así poder fundar su propia empresa, llamada Gardner Rich & Co. Estaba ubicada en el departamento donde había vivido con su ex esposa, el cual lo pudo recuperar. Sólo contaba con una mesa, una silla y un capital de 10 mil dólares. Logró multiplicarlos y se convirtió en uno de los famosos más millonarios de Estados Unidos.

Pero en 2006 vendió la empresa (sumamente exitosa, con varias sucursales en el país) por una gran cantidad de dinero. Se dedicó a la filantropía, aportando a numerosas fundaciones e iglesias que estuvieron para él cuando los necesitó en sus peores momentos. También invirtió en programas para promover el empleo en África y dictó charlas motivacionales para las personas que no cuentan con recursos económicos, y así poder incitarlos a que puedan seguir sus pasos.

¿Conocías esta historia? Sin dudas, es un claro ejemplo de motivación, que se vio reflejado por completo en la película.