La historia real detrás de “Lo Imposible”

La conocida cinta dramática se ha inspirado en un hecho verídico.

“Lo Imposible”

Si de películas sobre hechos catastróficos hablamos, la estrenada en 2012 es una de las más populares. Su trama se centra en una familia que vuela desde Japón a Tailandia para pasar las vacaciones de Navidad en la playa, pero, al otro día un tsunami colosal destroza el hotel y gran parte de la costa del sudeste asiático, por lo que deberán luchar para poder sobrevivir y reencontrarse. Lo que seguramente no sabías es que hay un acontecimiento que ocurrió en la vida real que sirvió como musa para esta producción: en 2004, una familia española vivió en carne propia lo sucedido en la historia. Mientras disfrutaban de unas vacaciones en un hotel de Tailandia, sus vidas dieron un drástico giro al desatarse una catástrofe natural devastadora. Ocurrió una serie de tsunamis, dejando un saldo de más de 250 mil muertos en catorce países.

“Lo Imposible” cuenta con Naomi Watts como protagonista, y en el reparto la acompañan Tom Holland, Ewan McGregor, Samuel Joslin y Oaklee Pendergast. La actriz interpreta a María Belón, quien es arrastrada de la pileta por olas gigantescas junto a su hijo mayor (Holland); mientras tanto, Henry (el padre) se refugia con sus otros dos niños en una habitación.

En la vida real, el 26 de diciembre de 2004, María estaba leyendo una novela española en un resort en Khao Lak, mientras sus pequeños se encontraban en la piscina. Según sus propias palabras: “De repente oímos un ruido horrible, como el sonido de grandes aviones”, comentó. Minutos después de eso, la familia Álvarez Belón fue atacada por la fuerza monumental de un tsunami. María se encontró con su hijo mayor, Lucas, en medio de todo lo que estaba ocurriendo; entre los dos intentaron hacer todo lo posible por sobrevivir hasta que fueron encontrados por unos nativos que los enviaron al hospital. Mientras estaban en el establecimiento de asistencia médica, Lucas intentó ayudar a que la gente encontrara a sus familiares.

Pero ellos no eran los únicos en la familia, sino que también estaba el padre (Quique), junto a los otros dos niños (Tomás y Simón). Se encontraron en medio de la catástrofe y él los mandó a un refugio para poder seguir buscando a María y a Lucas. Los dos pequeños fueron en un coche junto a otros niños, pero Simón tomó la decisión de bajarse en el hospital donde se encontraban su madre y hermano mayor. Quien también llegó al mismo lugar fue Quique, quien, luego de buscar en varios establecimientos, encontró el indicado. María se encontraba bastante herida, puesto que había sufrido politraumatismos internos. Fue llevada al hospital general de Singapur para seguir con el proceso de curación, donde se sanó y pudo continuar con su vida.

Aunque… ¿cómo volver a la normalidad? La traumática experiencia los marcó para siempre, y al ser una historia sumamente atrapante y desgarradora, fue tenida en cuenta para adaptarla a una versión cinematográfica. Así fue como llegó a los cines “Lo Imposible”, y María Belón se involucró en el proyecto: ayudó en el guion y eligió a Naomi Watts para representarla porque le encantaba su trabajo. Cada uno de los integrantes dio su declaración sobre lo sucedido y habló con cada actor que lo iba a interpretar.

Luego de ese hecho, Lucas decidió estudiar medicina. En la actualidad, es uno de los médicos que está batallando contra el coronavirus en una unidad de cuidados intensivos de Londres, Inglaterra. Tomás obtuvo el título en Ciencia, Tecnología y Relaciones Internacionales de la Universidad de Georgetown, USA. Mientras que María apareció en numerosos programas de televisión contando sobre la realización de la cinta y su traumática experiencia: “El tsunami fue un regalo para aprender a valorar la vida. Toda mi vida es un tiempo extra. No hay ninguna diferencia entre miles de madres que se encuentran bajo el mar y yo, una mujer española llamada María que está viva. Siento dolor y compasión por tantos otros que no sobrevivieron o perdieron a sus seres queridos. Toda mi historia está en mi cuerpo. Y es maravilloso, porque significa que estoy viva”.