Las mejores películas del 2020

¿Sabés qué tuvo de bueno este año? ¡El cine!

En el inicio de esta década, más que nunca la industria del entretenimiento se volvió una pieza fundamental para el mundo. Desde su concepción se utilizó para transmitir valores, cultura y enseñanzas. Pero también, como lo destaca su nombre, es un elemento crucial para disfrutar y divertirse en el tiempo libre. Espacio que muchos gozaron de más en estos meses, debido a la pandemia de COVID-19. Ante el encierro, la pantalla de los hogares se volvió un refugio imprescindible para olvidarse de todo el mal vivido. Una vez más, la realidad volvió a superar a la ficción, y fue mejor continuar viendo el apocalipsis creado por guionistas desde el asiento del espectador. Sin embargo, no se puede omitir la desafortunada situación en la que se encuentra el cine como consecuencia del virus.

Las producciones debieron frenar sus actividades, las salas cerraron sus puertas y el futuro cambió para siempre. Una grieta ya presente se extendió de manera irreversible para que los establecimientos de exhibición, junto a los estudios y las distribuidoras, se deban adaptar a la nueva realidad. El área cinematográfica sufrió un paradigma que marcó su historia. Las plataformas de streaming, que tanta polémica generaron en estos días, estuvieron presentes para salvar a la industria y presentar a los aficionados obras que valen la pena destacar. A continuación, te dejamos nuestra lista de las mejores películas del 2020.

“Mank”

Salida del pincel blanco y negro de David Fincher, trata sobre la realización de “Citizen Kane”, centrándose en el guionista Herman J. Mankiewicz. Si bien la producción recrea con adoración la Edad de Oro de Hollywood (hasta las quemaduras de cigarrillos en el carrete del metraje), el relato es tan cínico como cabría esperar del creador de “Fight Club”, y es lo correcto. Puede que no sea una obra maestra como lo es la cinta de Orson Welles (pocas lo son), pero, llevada por otra interpretación transformadora de Gary Oldman en el papel principal, y con un giro en la carrera de Amanda Seyfried, la historia es oscura, divertida y más que un poco trágica.

“Borat Subsequent Moviefilm”

¿Es necesario agregar este título a la lista? Completamente. El mundo necesitaba de este humor, volver a ver al personaje y burlarse de la situación. Además, no hay que dejar de destacar el impacto de su campaña de distribución que se anunció con muy poco tiempo de antelación como parte de la estrategia para atrapar al público. La secuela de la comedia de culto de 2006 logró ser tan sorprendente, hilarante y desafiante como la primera película. Tiene varios momentos importantes, diseñados únicamente para la controversia y sorprender a los espectadores, incluida una infiltración de Mike Pence y la infame secuencia de Rudy Giuliani. Quizás lo mejor de todo, sin embargo, no es que Sacha Baron Cohen volvió a realizar otra obra del estilo, o el giro del coronavirus al final, sino que “Borat 2” presenta un amoroso vínculo entre un padre y una hija bajo la comedia absurda.

“Da 5 Bloods”

Sin dudas, una película fuerte en manos de una de las voces más vitales del cine: en este largometraje, se admira el abordaje de Spike Lee de la guerra de Vietnam, en el que se mezclan secuencias de acción con documentos de memorias. Se vive cómo Estados Unidos trató a sus veteranos, específicamente a las personas de color, y aún más ampliamente el racismo en el país en ese entonces. Lanzado en medio de las protestas de “Black Lives Matter”, adquirió una relevancia y urgencia aún mayores. Esto no fue solo un drama histórico, sino una poderosa declaración que forma parte de los reclamos del movimiento. Se espera que sea un título destacable en la ceremonia del Óscar 2021.

“Tenet”

El puzzle de Christopher Nolan no cautivó al público ni salvó a la gran pantalla como el cineasta podría haber esperado, pero cumplió con ser una de las obras más inteligentes, desafiantes y únicas de los últimos años. Incluso para los estándares del director, el uso y la intromisión del tiempo es confuso, pero en su esencia, es una historia de espionaje y acción. Además, cuenta con un gran elenco (en el que destacaron Robert Pattinson y Elizabeth Debicki en particular), y una magnífica cinematografía. Recomendable para ver en una sala teatral.

“Emma”

Anya Taylor-Joy tuvo un 2020 ridículamente bueno, y si bien su papel en “The Queen’s Gambit” le ha valido la mayor aclamación, esta historia remarca que logró dominar la pantalla grande tanto como la pequeña. En este film, la actriz interpreta a la heroína epónima en la última adaptación de Jane Austen por parte de la realizadora Autumn de Wilde, quien consigue el mismo delicado equilibrio del libro, de forma que captura el gran sentido del humor y mensajes feministas de las obras de la autora. Con un impresionante diseño de producción y un destacable elenco, es digna de entrar entre las mejores del atípico año.

“El Hombre Invisible”

Estos meses pueden haber sido un espectáculo de terror, pero también entregó algunas películas del género brillantes. Entre ellas, la mejor fue la cinta del contemporáneo escritor y director Leigh Whannel. Él buscó retratar en la actualidad el clásico monstruo de Universal. Con una atrapante historia, actuaciones estelares, un genio sentido de la imaginación y auténticos sustos, se destaca por ser un estudio del trauma y el abuso, y aunque en este caso la pareja de Elizabeth Moss es un hombre invisible muy literal, hace referencia a tantos relatos reales que se vuelve poderosa y conmovedora.

“Tigertail”

Basado muy libremente en los años de formación de su padre en Taiwán y la asimilación a la vida estadounidense, el debut como director del co-creador Alan Yang tiene una manera de levantarte con cautela y luego romperte el corazón en silencio. Pin-Jui (Hong Chi-Lee) crece como empleado en una fábrica, al ritmo del pop de los sesenta y enamorándose de un amigo de la infancia llamado Yuan (Yo-Hsing Fang). Hasta que una oportunidad en Estados Unidos lo invita a irse. Décadas más tarde, el anciano Pin-Jui, que ahora se hace llamar Grover mira hacia atrás en su vida y comienza a preguntarse si esta “mejor realidad” cumplió después de todo. Yang tiene un agudo sentido de cuándo dejar que un intercambio emocional se desarrolle en silencio, y cuándo deslizarse por momentos que la mayoría de los otros cineastas pasarían por la máxima melaza, lo que marca la diferencia cuando le recuerdas a la gente que la historia de cada inmigrante es singular y una experiencia que todos pasan.

“Palm Springs”

La comedia romántica de Hulu sobresale no solo por clavar sus dos aspectos individuales (el concepto de Groundhog Day-esque y la rom-con), sino por la ingeniosa forma en que fusionan ambas. La película sigue a dos desconocidos que, en una boda en Palm Springs, se encuentran y se ven envueltos en un bucle temporal. ¿La viste antes? Esta versión le da su propio giro al concepto sobre dos personas en lugar de una, al usar el tiempo para explorar sus vidas y acercarlos el uno al otro. Es tremendamente inteligente y divertida, pero también dulce (gracias a la escritura de Andy Siara y la dirección de Max Barbakow). Punto para Andy Samberg y Cristin Milioti.

“Hamilton”

¿Es una cinta? ¿Un musical? ¿Un largometraje musical? Cualquiera que sea la etiqueta que le pongas, la versión de la obra teatral en Disney+ sorprendió a todos en 2020. Filmada durante tres noches en 2016, es posible que la grabación no capture por completo la emoción que obtendrías viéndolo en vivo, pero lo compensa al mostrar realmente la escala de la producción, con primeros planos que permiten a los espectadores mirar la actuación entre el canto y el baile. La coreografía es impresionante, la banda sonora y la letra son el trabajo de un genio. La historia es, a la vez, épica e íntima y ​​las actuaciones son -justamente- un espectáculo.

“Soul”

El último tesoro de Pixar es una de las películas más espiritualmente ambiciosas y resonantes del siglo hasta ahora. Con Jamie Foxx al frente, el relato lleva al elenco de voces de grandes estrellas por el viaje de un hombre con extraordinario talento que está a punto de finalmente obtener su gran oportunidad cuando, literalmente, cae en un mundo intermedio entre la vida y la muerte. Invitándote a una madura y constante reflexión, “Soul” es exquisitamente hermosa, afectuosa y conmovedora.

“El Juicio de los 7 de Chicago”

Treinta años después de que Aaron Sorkin escribiera la obra de teatro y luego el guion de “A Few Good Men”, todavía se citan líneas de ese clásico thriller judicial. Él está de vuelta en la corte para una versión ficticia (pero esencialmente veraz) de los disturbios en la convención demócrata de 1968 y el juicio posterior en Chicago al año siguiente. Haciendo que las terribles sentencias del juez Julius Hoffman (Frank Langella), los vergonzosos actos de Abbie Hoffman y Jerry Rubin (Sacha Baron Cohen y Jeremy Strong, respectivamente) y el escandaloso maltrato de Bobby Seale (Yahya Abdul-Mateen II) puedan parecer poéticos.

“Nomadland”

La escritora, directora, editora y productora Chloe Zhao creó una obra maestra protagonizada por la incomparable Frances McDormand como Fern, una viuda que lo pierde todo en la Gran Recesión de finales de la década de 2000, y se une a la creciente comunidad de nómadas desplazados de manera similar que viven en sus camionetas y viajan por el suroeste. Como se percibe, esta historia puede ser difícil por momentos, pero como con todas las grandes cintas del arte moderno, estarás agradecido por la oportunidad de experimentarlo.

¿Qué título agregarías? Es tentador pensar en cuáles podrían haber sido las mejores películas del 2020 si todas se hubieran estrenado en sus fechas originales, con grandes éxitos de taquilla como “Dune”, “No Time To Die” y “Black Widow” en la lista de espera. Sin embargo, hay que admitir que algunos de los lanzamientos cinematográficos, que han sido pocos y distantes entre sí, fueron memorables (tanto antes como después de que el mundo se pusiera al revés).