Luego de su despido en “The Mandalorian”, Gina Carano afirma que Disney la acosa: “No fui la única intimidada”

Parece que no todo es magia en el maravilloso mundo del ratón.

Gina Carano en The Mandalorian

A una semana de que Lucasfilm decidiera omitir su participación en la serie (donde interpretó a Cara Dune durante dos temporadas), la actriz reaccionó con un ataque directo. Reconocida por su imagen limpia y familiar, es sabido que la empresa no acepta en su equipo nada que no coincida con dicho estereotipo políticamente correcto, por lo que su accionar fue el predecible cuando Carano comparó la división política actual con la persecución de judíos durante la era nazi de Alemania en redes sociales. Sin embargo, a pesar de que la decisión de revocar su contrato fue inmediata y formal, dejó numerosas preguntas sin respuesta a su paso. Mismas que la susodicha optó por utilizar para responder en consecuencia.

Durante una entrevista reciente en YouTube con Ben Shapiro, Gina habló sobre su despido y experiencia con la compañía animada. Desde su percepción, la decisión de sacarla de “The Mandalorian” fue el resultado de un tipo de “caza de talentos” que la mujer de 38 años siente que fue injustamente dirigida a ella durante un largo período de tiempo previo a su despido real. De esta manera, argumenta que los empresarios detrás de Mickey Mouse intimidan a sus trabajadores.

“He pasado mucho y he visto tanto, claramente, del acoso que está teniendo lugar. No soy la única que ha sido intimidada por esta compañía, lo sé profundamente. Podría compartir una historia que daría la vuelta a lo que cuentan los medios, pero no puedo porque pondría en peligro a un amigo… Todo el mundo tiene miedo de perder su puesto laboral”, comentó. Tras ello, subrayó el hecho de que se enteró de su despido por medio de redes sociales: “Es devastador, la idea de que pueda pasarle a otra persona, sobre todo a alguien que no pueda gestionarlo como yo. No pueden hacer eso, no pueden hacer que la gente se sienta así. Si me doy por vencida será bueno para estas corporaciones, que tienen un pasado de mentiras“.

Previamente, se rumorea que la intérprete (conocida también por formar parte de “Deadpool” y la sexta entrega de “Rápidos y Furiosos”) se encontraba en negociaciones para que su papel en el universo de “Star Wars” crezca, detalle que incluía un aumento monetario y más espacio en pantalla, que pudo derivar incluso en un show independiente para su personaje. Por supuesto, Disney es un nombre de infinito poder y, en situaciones como estas, es difícil diferenciar la realidad de lo armado convenientemente. Aunque, hay que destacar que el furioso hashtag #FireGinaCarano no dejó muchos aliados a favor de ella. Como bien explica Mike Jones para ScreenRant: “La libertad de expresión le dio derecho a decir lo que dijo, pero las consecuencias en la vida real de esas palabras significaron que la empresa consideró oportuno dejarla ir”.

Mientras la actriz se concentra en luchar antes de irse, anunció que está en desarrollo una película con la web The Daily Wire, que ella misma producirá y protagonizará. “No pueden cancelarnos si no los dejamos”, dijo, 24 horas después de su despido.