“Mare of Easttown”: Evan Peters consideró dejar la actuación por la misma escena por la que ganó el Emmy

Estaba convencido de que había sido su peor interpretación.

Mare of Easttown
Evan Peters
escena
Emmy

La miniserie de HBO fue una de las producciones con más reconocimiento en los Premios Emmy 2021. La historia está centrada en una detective de una ciudad de Pensilvania que investiga un asesinato local mientras su propia vida se desmorona a su alrededor. Con una interesante trama y un buen desarrollo en pocos episodios, consiguió nominaciones en varias categorías de la entrega. Pero sus actores fueron los grandes ganadores de la noche.

Después de una extensa carrera, Evan Peters recibió su primer Emmy. La categoría fue Mejor Actor de Reparto en Miniserie. En esta oportunidad, le dio vida al detective Colin Zabel. Pero formó parte de muchas otras producciones como la franquicia X-Men, el drama “American Animals” o “Never Back Down”; sin dejar de mencionar su regularidad en el elenco de American Horror Story. Sin embargo, según sus propias palabras, este fue uno de los proyectos más difíciles en el que ha participado.

Una de las cuestiones que debió enfrentar fueron los constantes viajes que tuvo que hacer durante el rodaje. Iba de Filadelfia a Atlanta, y viceversa, para poder filmar sus escenas en WandaVision al mismo tiempo. Pero ese no fue el mayor desafío. El tercer capítulo de “Mare of Easttown” lo llevó a cuestionarse su continuidad en la serie y todo su trabajo como actor.

Según lo que contó en el podcast Still Watching, el episodio “Enter Number Two” implicó una montaña rusa de emociones. En una escena, su personaje nos permite conocer su pasado en profundidad. Zabel se encuentra borracho en un bar y tiene una charla con Mare (Kate Winslet) en la que divaga sobre una relación amorosa que no funcionó. La carga emotiva es tal que incluso Esquire escribió una reseña titulada “La escena de Evan Peters ebrio en ´Mare of Easttown´ debería estar colgada en el Louvre”. Si no viste el extracto en cuestión, realmente vale la pena hacerlo.

Lo curioso es que él creyó que había fracasado rotundamente. Luego de filmarla, Peters no se sentía para nada satisfecho con su trabajo. De hecho, había decidido renunciar.

“La razón por la que Craig (Zobel, el director) y yo nos abrazamos al final de la escena fue porque estaba llorando incontrolablemente. Pensé que no lo habíamos hecho bien. Le estaba diciendo: ‘No pudimos hacerlo, no puedo hacerlo, soy terrible. Ya no puedo hacer esto (actuar)’. La ironía es que a la gente realmente le gustó esta escena”.

Evan Peters para Still Watching

Así fue como cautivó a los críticos, quienes aclamaron su interpretación y lo galardonaron en la última entrega de los Emmy. Todo se debió a su actuación tan realista. Es más, para lograr más naturalidad en sus gestos, le sirvieron vinagre. “A veces te dan agua (como bebida). Está tan mal. El alcohol tiene un sabor espantoso. Simplemente se me ocurrió. Estaba tratando de pensar en algo que tuviera un sabor fuerte, picante, astringente. Ácido. (El vinagre) puede ser bastante horrible, pero también tiene un buen sabor”, contó en una entrevista con Los Angeles Times.

Además del galardón que recibió Evan, “Mare of Easttown” se quedó con dos premios más. De sus seis nominaciones, siendo una de ellas a Mejor Miniserie, la producción se alzó con la mitad de las estatuillas. Las restantes también fueron por el trabajo de sus artistas. Kate Winslet tuvo el honor de llevarse a su casa el Emmy que premió a la Mejor Actriz en una Miniserie o Telefilm. Y por su parte, Julianne Nicholson se alzó con el de Mejor Actriz de Reparto en una Miniserie o Telefilm.