Marilyn Manson responde a las acusaciones de abuso sexual de Esmé Bianco

La actriz de “Game of Thrones” presentó la denuncia ante el juzgado.

Marilyn Manson Esmé Bianco

Luego de lo sucedido con Evan Rachel Wood, la intérprete británica acusó de tortura y abuso sexual al cantante de metal industrial. El relato estremecedor va desde privación de alimentos, amenazas y manipulación psicológica, hasta haber sido drogada, abusada física y mentalmente. Sobre estas acusaciones, el artista habló y dijo que “son demostrablemente falsas”. Desafortunadamente para él, tras las públicas denuncias, fue despedido de “American Gods” y “Creepshow”.

El “señor Warner usó drogas, fuerza y amenazas de fuerza para coaccionar los actos sexuales de la Sra. Bianco en múltiples ocasiones. El Sr. Warner violó a la Sra. Bianco en (o alrededor de) mayo de 2011”, dice la querella presentada ante el tribunal federal de California por la actriz. Recordemos que tuvo una relación con Manson en 2011, luego de separarse de su esposo.

Además, Bianco acusó al artista de obligarla a hacer “trabajo no remunerado”. Le había prometido participar en un video musical inédito y una película que nunca se realizaron, y su real labor fue “servir y preparar comida para el Sr. Warner y sus invitados, limpiar su apartamento, asesorar sobre su álbum, proporcionar coros sin acreditar durante el proceso creativo del álbum Born Villain y fue ofrecida a sus invitados y compañeros de banda para que le dieran azotes”.

El abogado y vocero del cantante es Howard E. King, quien ha declarado que “para ser claros, esta demanda sólo se presentó después de que mi cliente se negó a ser extorsionado por la Sra. Bianco y su abogado, y a ceder a sus escandalosas demandas financieras basadas en una conducta que simplemente nunca ocurrió. Contestaremos enérgicamente a estas acusaciones en los tribunales y estamos seguros de que prevaleceremos”.

Tras esto, la intérprete pide indemnizaciones por los daños recibidos. “Le llevó años a la Sra. Bianco comprender el alcance del abuso físico, sexual, psicológico y emocional”, dice el documento, el cual también menciona que “su carrera sufrió debido al deterioro de su salud mental causado por el Sr. Warner. Como resultado, ella lidia con un trastorno de estrés postraumático complejo, ansiedad, depresión y ataques de pánico hasta la actualidad”.

De momento, Manson niega las acusaciones, tal como lo hizo con las de Evan Rachel Wood.