“Matrix”: estos son todos los actores que rechazaron ser Neo

Tan cerca de uno de los nombres más memorables de la historia del cine, y tan lejos a la vez.

neo matrix

¿Imaginás cómo hubiera sido la película sin Keanu Reeves? Es casi imposible visualizar a otra persona esquivando balas con su traje negro, pero en el momento de su concepción, los productores tuvieron en cuenta a otras personalidades de la industria con mayor popularidad como primera opción. En numerosas ocasiones, el protagonista final resulta ser una de las últimas ofertas que aparecieron en el camino. Ya sea suerte o desgracia, una sola decisión puede cambiar la carrera del artista (e incluso su vida entera) y estos intérpretes lo saben perfectamente. A continuación, te compartimos la lista de estrellas que pudieron haber sido parte de la explosión cultural que generó la cinta de las Wachowski en 1999.

Will Smith

Tras alcanzar la fama en el mundo musical y probar el éxito del audiovisual en “The Fresh Prince Of Bel-Air”, el actor se encontraba dentro de una abundante ola de posibilidades. Pero como mencionamos, no importa cuántas propuestas tengas: basta solo un título para festejar o arrepentirse en el futuro de cómo podría haber sido su carrera. En su caso, su experiencia en relatos como “Bad Boys”, “Independence Day” y “Men In Black” hizo que considerara que, en aquel entonces, “Wild, Wild West” era un proyecto mejor para él que “Matrix”. ¿Alguien en la sala recuerda ese film? Mientras su decisión quedó en el olvido, Reeves se volvió historia.

Brad Pitt

El atractivo intérprete ya tenía un estatuto formado (mayormente por formar parte de “Se7en” y “12 Monkeys”), por lo que su participación era una alternativa popular para cada obra que salió durante la década… hasta que “Seven Years in Tibet” (película que filmó en Mendoza, Argentina) lo dejó exhausto como para asumir otros papeles. Aunque, años después reveló que fue feliz de ver a Keanu en un personaje que cree que fue hecho a su medida. Además, el padre de seis niños tuvo su propio clásico de culto con “Fight Club” de David Fincher, también estrenada en el 99.

Leonardo DiCaprio

Con innumerables personalidades en su repertorio, podríamos asegurar que es uno de los principales artistas de la década. Sin embargo, nunca fue vinculado con un personaje de acción de tal calibre. Y luego de “Titanic”, sin dudas su juventud podría haberle permitido incursionar en esa zona. Pero decidió que no quería atarse a otro largometraje de gran presupuesto y efectos tan rápidamente. ¿Alguna vez sabremos si hubiese ganado antes el Óscar por esta cinta o si su camino seguiría por dicho género desconocido para él? Esa es una pregunta que jamás obtendrá respuesta, aunque puede que él considere que no, ya que también admitió que no se arrepiente de haber dejado pasar la oportunidad y, actualmente, ser una figura activa del universo de Martin Scorsese.

Val Kilmer

A diferencia del resto, los productores de “Matrix” estaban obsesionados con incluir a esta figura en su título. De hecho, después de que el actor de “Batman Forever” rechazó la oferta, se le propuso el papel de Morfeo y tampoco lo quiso. En su lugar, decidió formar parte de una historia romántica, que se llevó consigo su popularidad.

Sandra Bullock

Esto no te lo esperabas. Luego de que tantos nombres importantes les cerraran sus puertas a Neo, Warner Bros. y las Wachowski comenzaron a jugar con la idea de alterar el papel para que pudiera interpretarlo una mujer… con el único objetivo de que sea la actriz del momento (famosa por “Speed”, que casualmente protagonizó junto a Reeves, y “A Time To Kill”). Pero, si bien le gustó el guion que le enviaron, pensó que no era la adecuada para el trabajo. Decisión que le permitió dedicarse a trabajar en otros títulos de renombre hasta llegar a “Gravity”, obra que la llevó hasta el Óscar.

Nicolas Cage

A pesar de que actualmente no es el rostro favorito de los estudios, durante las décadas de los 80 y 90, relatos como “The Rock”, “Con-Air” y “Face / Off” le permitieron andar sobre el camino de estrellas. Desgraciadamente, entre tantos papeles que aceptó, rechazó a Neo por cuestiones familiares. No estamos seguros de si la pastilla roja o azul eran buenas, pero sin dudas, estas decisiones del actor formaron parte de la decadencia de su carrera.