Matthew McConaughey reveló por qué ya no hace comedias románticas

¿Recordás esa faceta del actor? Recientemente, explicó el motivo por el que decidió avanzar a otro camino.

como perder a un hombre en 10 dias

La ciudad de los sueños tiene de brillante lo que tiene de fugaz. De un momento para otro todo puede cambiar, y las estrellas que la complementan lo aprenden muy rápido, por lo que, cada decisión que tomen personal y laboralmente es una pieza más en el camino que marcará cómo serán recordados el día de mañana. En este caso, el reconocido intérprete llegó a una etapa de su vida en la que se dio cuenta de que no quería seguir manteniendo aquella imagen de sex symbol perfecto para cintas similares a “Cómo Perder a un Hombre en 10 Días”, por lo que se arriesgó a cambiar totalmente su rol en la industria.

Después de aparecer como invitado en “Sex and the City” en 2000, McConaughey protagonizó cinco comedias románticas en cuestión de una década, todas ellas fueron grandes éxitos. A diferencia de otros talentos, el actor no estaba completamente satisfecho con su carrera. Por lo que, llegado el momento de realizar un nuevo título del género, se negó: “Rechacé la última oferta (millonaria, cabe destacar). Si no podía hacer lo que quería, no me iba a molestar, sin importar el precio. Personalmente, disfruté poder brindarle a la gente una escapada romántica del estrés de sus vidas en la que no tenían que pensar en nada. Historias que solo consistieron en ver al chico perseguir a la chica, caer, luego levantarse y finalmente conseguirla. Le había quitado el puesto a Hugh Grant, y corrimos juntos de ello”, detalló la estrella en Greenlights (por medio de IndieWire).

Aunque hoy en día sea una personalidad respetada y galardonada, en aquel entonces fue todo un riesgo arriesgarse a salir de la zona de confort para dedicarse a participar de proyectos que cumplan con sus deseos. Al renunciar, no encontró otro trabajo durante más de un año y luego, una vez que retomó el ritmo laboral, se mantuvo en una serie de fracasos (“Bernie”, “Killer Joe” y “The Paperboy”) que no aportaron nada relevante a su carrera. Así fue hasta que llegaron algunas de sus mejores películas (“Magic Mike”, “Dallas Buyers Club” e “Interstellar”, así como también “True Detective” de HBO) y lo ubicaron en un merecido y anhelado podio.