Meghan Markle acusó a la Corona Británica y tuvo tres veces más espectadores que los Globos de Oro 2021

Ante 17,1 millones de personas, la ex actriz y el príncipe Harry expusieron duramente a la Familia Real por discriminación y maltrato.

Meghan Markle

Desde que Lady Di adquirió una imagen rebelde en contra de sus antiguos allegados (que mantuvo hasta su posterior muerte en 1997), los famosos monarcas de Reino Unido generaron una imagen negativa que solo pudo ser equilibrada con el paso del tiempo, y gracias al mayor evento del 2011: el casamiento del primogénito William y Catherine Middleton. Sin embargo, la unión de su hermano menor no fue tan bien recibida. Debido a sus aventuras durante la juventud, el último hijo de Diana siempre fue visto como una especie de oveja negra. Motivo por el cual, sería correcto asumir que su decisión de sentar cabeza en 2018 cambiaría la percepción de sus parientes. Pero, parece que no se sintieron convencidos por la elección de esposa.

Durante una explosiva entrevista de dos horas con Oprah Winfrey, la pareja explicó los motivos por los cuales decidieron abandonar Inglaterra y renunciar a sus deberes reales. Entre las temáticas principales, está la discriminación por el posible color de piel que podría llegar a tener su bebé, la falta de apoyo por los desequilibrios de Meghan y el miedo a terminar como Diana

“En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera“, inició la estrella de “Suits”. “Es una conversación de la que nunca voy a hablar”, afirmó Harry, puesto que a él le sugirieron esa preocupación. Además, reveló que antes de que naciera Archie en 2019, se enteró de que la Casa Real “no quería que tuviera el título príncipe” ni que “se le proporcionase seguridad”. Tras aquella noticia, comenzó a sufrir ansiedad y miedo por la posibilidad de que su niño “no fuera a estar seguro, y porque al primer miembro de color de esta familia no se le diera honor de la misma forma que a otros nietos se les daría”. Con dureza, no dudó en agregar “lo importante que ha sido para ellos ver alguien en esta posición que tiene un aspecto similar al suyo”.

También, se animó a hablar sobre la época más oscura de su vida. Según cuenta, la dulce espera no fue para nada agradable. Mientras transitaba la llegada de su primer hijo, su salud mental empeoró de forma peligrosa: “No quería seguir viva. Ese era un pensamiento verdadero, claro, aterrador, constante”, detalló Markle. Ante esa situación, se acercó a “una de las personas de mayor rango en la institución” y le “suplicó que la ayudara”, pero incluso en ese delicado estado, “nunca hicieron nada, así que tuvimos que encontrar una solución”, dijo, refiriéndose a la elección de cortar sus lazos con la monarquía e irse a California. Cabe destacar, que aseguró que superó la soledad y que ahora “merece la pena vivir”.

A continuación, optó por aclarar asuntos del pasado. Luego de su boda, se volvió popular el rumor de que ella había hecho llorar a su cuñada Kate. Sin embargo, sucedió lo contrario. “La historia de que yo hice que se angustiara fue el comienzo del asesinato de mi ‘personaje’ (a los ojos de la sociedad británica). Ella estaba molesta por los vestidos de las damas de honor. Me hizo llorar e hirió mis sentimientos“, dijo la actriz, quien lamentó que su nueva familia nunca desmintiera esa noticia como solía hacer con “cualquier otro” de sus miembros. Tiempo después, cuenta que la duquesa de Cambridge le envió flores y una nota de disculpas, de modo que la considera una buena persona. Pero, había que corregir el encabezado de la anécdota.

Por su parte, Harry se mostró “decepcionado” con su padre, quien lo ignoró durante un largo periodo del 2020. Él cree que su madre, la princesa de Gales, se sentiría “enojada y triste por cómo salieron las cosas”, pero que “todo lo que ella querría es que seamos felices”. Como es sabido, lo relacionado con Lady Diana Spencer es sumamente delicado, en especial para Carlos y la Reina. Mas, el príncipe subrayó que su decisión de irse no fue un secreto para Isabel II: “Yo nunca le ocultaría algo así a mi abuela, tengo demasiado respeto por ella”, comentó, y añadió que tienen una buena relación, e incluso, aún hablan por Zoom. Pero, si tenemos en cuenta que sus recientes declaraciones fueron sin previo aviso, puede que ni siquiera eso salve a los duques de Sussex de recibir un sutil castigo. Sobre su hermano William, no quiso indagar mucho. Parece que ambos se están dando un “espacio”, y que le “quiere mucho”, pero están en “caminos diferentes”.

Aunque, ¡no todas son malas noticias! Harry y Meghan anunciaron que esperan una niña. “¿Qué más se puede pedir? Ahora tenemos nuestra familia de cuatro”, dijo con cariño Harry. Definitivamente, este reality es mucho más entretenido que la 78° entrega de los Globos de Oro.