Nicolas Cage fue expulsado de un bar en Las Vegas por estar “completamente borracho”

Según un testigo, discutió fuertemente con el personal del lugar.

Nicolas Cage
borracho 
ebrio
tomado

El actor estadounidense volvió a ser el centro de las miradas en estos últimos días. Como si se tratara de una escena de “Leaving Las Vegas”, Nicolas Cage se mostró ebrio en un restaurante de la Ciudad del Pecado. De acuerdo con diferentes medios internacionales, lo echaron después de confundirlo con un homeless, estigmatizándolo por su manera de vestir. “Estábamos en ese bar en Lawry’s cuando notamos lo que al principio pensamos que era un vagabundo completamente borracho y ruidoso”, dijo una fuente anónima a The Sun.

Llevaba puesta ropa de dormir y unas sandalias de baño, que luego se quitó para andar descalzo por el lobby. Y mientras lo sacaban, fue filmado. El diario británico obtuvo el video en el que lo dejaron fuera del elegante lugar. También se pudo ver cómo una mujer, quien seguramente forma parte del personal, impidió que volviera a entrar. “Para nuestra sorpresa, resultó ser Nicolas Cage. Estaba completamente destrozado (…). Había estado bebiendo tragos de tequila y whisky Macallan de 1980”, detallaron.

Le gritaba a la gente y trataba de meterse en peleas (…). Estaba tan borracho que apenas podía ponerse las sandalias antes de que lo escoltaran. Nos preguntó si queríamos ir a su casa, pero estaba mal así que no pensamos que fuera una buena idea. Uno de los presentes terminó llevándolo”.

Aunque esta no es la primera vez que se muestra alcoholizado en público. En marzo de 2019 ocurrió otro episodio, aunque algo distinto: lo grabaron ebrio mientras solicitaba una licencia de matrimonio en el tribunal de la misma ciudad. Estaba junto a Erika Koike, la maquilladora profesional con quien salía y quien fue su cuarta esposa. Pocos días después, Cage solicitó la anulación de esta unión. Según él, “carecía de comprensión” y “reaccionó por impulso” cuando se casó con ella.

En esas imágenes se los vio discutiendo. El actor gritó “Ella se llevará todo mi dinero”, al mismo tiempo que afirmaba que la expareja de Koike era “traficante de drogas” y que él “no iba a hacerlo”. Probablemente, esa última frase haya sido en referencia a la obtención de la licencia de matrimonio. “Nunca te pedí que lo hicieras”, respondió ella tratando de mantener la cordura. Finalmente, logró que Nicolas entrara a las oficinas. El diario Daily Mail se encargó de difundir esta escena.

Un mes después de ese acontecimiento, en medio de una pelea legal por el apoyo monetario conyugal, salió a la luz otro video… pero esta vez en Los Ángeles. Se encontraba en un bar de karaoke, cantando el clásico “Purple Rain” de Prince, artista por el cual ya había demostrado admiración.

Y aunque la expresión dice que “lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas”, nada de lo que ocurra en la vida de una estrella de cine quedará libre de ser expuesto. Cualquier paso en falso puede convertirte en noticia si tu nombre es conocido, y ya sabemos que Nicolas Cage es un personaje polémico dentro de la industria.

Etiquetas: