Nicole Kidman sorprende con comentarios sobre su matrimonio con Tom Cruise

A décadas de finalizar su compromiso, extrañamente, la actriz tuvo algunas aclaraciones que hacer.

Nicole Kidman y Tom Cruise

Como se puede apreciar en redes sociales, la época de los 90 fue un punto culmine en la cultura pop. Durante aquellos años, parejas icónicas surgieron y, fue tanto el brillo que exhibieron, que sus imágenes juntos siguen rondando por Internet. Brad Pitt y Jennifer Aniston, Kate Moss y Johnny Depp y, por supuesto, los artistas en cuestión. Por desgracia, aunque sus fotos denotan una perfección visual envidiable, muchos rumores indican que el detrás de escenas estaba lejos de ser un cuento de hadas. De hecho, las tomas recuperadas del día de su divorcio, en donde ella festeja en medio de la calle, se mantienen como una clara evidencia de ello. Sin embargo, la estrella de “Big Little Lies” recuerda su compromiso de forma diferente.

Se casaron en diciembre de 1990 y tuvieron dos hijos: Bella, ahora de 27 años, y Connor, de 25. En febrero de 2001, el portavoz de la pareja anunció su separación y, en solo dos días, Tom solicitó el divorcio. Casi 20 primaveras después, Nicole ha declarado que, a pesar de las especulaciones, estaban “felices” en los meses previos a su separación. Esto se debe a que, tiempo atrás, traspasaron su amor a la gran pantalla para protagonizar “Eyes Wide Shut” de Stanley Kubrick. En declaraciones a The New York Times, explicó que el discurso de su personaje sobre la infidelidad (en el que dijo que estaba “dispuesta a renunciar a todo”) no se basó en su propio matrimonio. “Eso encaja con la narrativa que se le ocurrió a la gente sobre nuestras vidas, pero definitivamente no fue así. Estábamos felizmente casados. Íbamos a carreras de karts después de filmar esas escenas, alquilábamos un lugar y salíamos a correr a las tres de la mañana. No sé qué más decir. Quizás no tenga la capacidad de mirar atrás y analizarlo. O no estoy dispuesta a hacerlo”, admitió.

Además de ello, también se le preguntó si en algún momento cuestionaron lo que estaban haciendo o si consideraron que fue un proyecto incómodo por los problemas maritales que ya estaban surgiendo. “No, aquí es donde está la falacia: nos encantó trabajar en él. Estuvimos grabando durante años. Teníamos dos hijos y vivíamos en un remolque, en el lote principalmente, haciendo espaguetis porque a Stanley le gustaba comer con nosotros a veces. Trabajamos con el mejor cineasta, aprendimos sobre nuestras vidas y disfrutamos de ello en el set”, aclaró Kidman. “Lo iniciamos pensando que iban a ser tres meses. Se convirtió en un año, año y medio. Uno solo dice: ‘Mientras me entregue, lo voy a pasar increíble'”, finalizó.

Tras concluir el rodaje y proceder al divorcio, fue cuestión de tiempo para que ambos consiguieran continuar por distintos caminos. Cruise se casó con la actriz Katie Holmes en 2006, el mismo año en que Nicole pasó por el altar con el cantante de country Keith Urban, con quien tiene dos hijos y mantiene su relación. Mientras tanto, su ex esposo se separó de su segunda mujer en 2012.