“Parasite”, la película que hace temblar a Hollywood

No todo en la vida son los filmes estadounidenses y esta cinta surcoreana lo confirma. Ya se ha ganado el corazón de muchos espectadores, sin todavía haberse estrenado en los cines (en Argentina se lanza el 23 de enero).

La trama trata sobre un hombre llamado Gi Taek y su familia, quienes están sin trabajo. Gracias al empleo que consigue su hijo mayor, mintiendo acerca de sus estudios, comienza a ganar dinero; él da clases particulares de inglés en la casa de los Park, una familia de clase alta. Es allí cuando la ambición le gana a la honestidad y se crea una cadena de mentiras, que tiene como desenlace resultados impensados.

La película tiene varios géneros: comedia, drama, terror, suspenso y acción a la vez. Podemos afirmar que Bong Joon-ho es un experto en su trabajo y esto lo confirman las nominaciones (Golden Globes y Critics’ Choice Movie Awards) y premios que obtuvo este film (Golden Globes, Festival de Cine de Cannes y de Sídney).

En cuanto a los protagonistas, se trata de dos familias. Una de ellas, de muy bajos recursos económicos, que vive en una pequeña casa, apretados y sin poder darse un lujo como, por ejemplo, tener WiFi. A la vez, vemos una realidad muy distinta en el hogar de los Park, quienes son adinerados y no tienen problemas económicos. Es interesante ver las dos caras de la moneda ya que, sin darnos cuenta, nos adentramos en los sentimientos de cada uno. La gran tensión e incomodidad que nos genera por momentos, es gracias al impecable esfuerzo del director y es algo para remarcar, porque nos hace sentir parte de la escena. La actuación del elenco también es digna de un aplauso, debido a una buena selección en el reparto; cuenta con actores premiados, tales como Cho Yeo Jeong (Yeon-kyo), Park So-dam (Ki-jung), Choi Woo-shik (Ki-woo), entre otros.

Pero lo más importante de todo es el giro inesperado que nos brinda. La musicalización ayuda bastante a conseguir el clima de nerviosismo, que hace quedarnos rígidos en nuestros asientos. El proyecto de Joon-Ho culmina con un final totalmente impensado y bien logrado.

Las producciones coreanas están infravaloradas. Claro está que algunas cintas estadounidenses son excelentes, pero las asiáticas deben obtener el reconocimiento que se merecen y “Parasite” está en busca de eso. ¿Merece el Oscar 2020 a Mejor Película Extranjera? Por su trama, elenco y delicado trabajo del director, podemos afirmar que podría lograr el objetivo.