Piden a Netflix que saque “Split” de su catálogo

Algunos espectadores piensan que la producción representa mal al Síndrome de Personalidad Múltiple. Por el momento, las firmas que han reunido son pocas.

Este 2020 arrancó siendo muy cuestionado en cuanto a temas sociales. El feminismo viene siendo una lucha desde hace unos años, logrando que muchas personas hayan cancelado algunas ficciones en donde aparece muy marcado el patriarcado (sin estar hecho a propósito) o que algún actor haya estado implicado en algún caso de abuso. Otro tema muy controversial en la actualidad es el racismo, una batalla que comenzó hace mucho tiempo y aún no se termina de solucionar, siendo una de las peleas más destacadas la de lo sucedido con George Floyd; la gente no quiso callarse más y alzó su voz por los que ya no están, metiéndose no sólo en lo social sino también en lo cinematográfico, con las producciones que en algún momento fueron racistas, como por ejemplo “Lo que el Viento se Llevó”.

Ahora, hay un nuevo tema que está siendo muy discutido y es el de cómo tratan las películas los trastornos y enfermedades. En este caso, “Fragmentado” está molestando a un cierto grupo de la sociedad que creó un hashtag llamado #GetSplitOffNetflix. Y tanto fue el desagrado que ha creado una petición en Change.org para juntar firmas y que la cinta desaparezca del catálogo de la gran N roja.

Según sus argumentos, para que saquen esta producción, el filme protagonizado por James McAvoy muestra de forma negativa al Trastorno de Identidad Disociativa. En este largometraje vemos a un personaje que sufre de esto, pero de una manera muy exagerada, llegando al punto en el que termina convirtiéndose en una bestia y logrando una completa metamorfosis física. Catalogan a este síndrome como algo violento y ellos aseguran que no es así. Aunque, tengamos en cuenta que se entiende que la cinta tira para el lado de la fantasía, ya que, si logramos ver su trilogía completa, entendemos que no busca concientizar sobre este trastorno ni nos lo muestra como algo que sucede en la vida real.

Es por esto que piden que se retire la película del catálogo del servicio de streaming, para poder terminar con el estigma de las personas que sufren este síndrome y que la gente tenga una visión diferente sobre el trastorno. Por el momento, sólo lleva mil firmas, pero las redes sociales comenzaron a debatir fuertemente sobre el tema.