Por qué “Jurassic World: Camp Cretaceous” es tan violento para ser un programa infantil

¿Ya viste lo nuevo de Netflix? A pesar de sus buenas críticas, se destaca por su elección de contenido.

Jurassic World: Camp Cretaceous

Si dejamos de lado aquellos momentos en donde enormes dinosaurios devoraban a inocentes, la franquicia que inició Steven Spielberg en 1993 es una gran opción para llevar a cabo títulos destinados a niños. ¿Quién no vio alguna vez a uno de ellos jugando con su figura histórica? Increíblemente, a pesar de que las cintas asustaron a más de un adulto en su estreno, los pequeños adoran a estas criaturas y, justamente por aquel motivo, la plataforma de streaming optó por invertir en el show animado. Mismo que sorprendió gratamente a los aficionados de la saga, pero no a los padres de los infantes que la vieron.

Durante su reciente rueda de prensa, el guionista Scott Kreamer y el director Colin Trevorrow dejaron en claro por qué esta serie funcionó tan bien, el aporte del legendario director (quien participó como productor) en ella y el motivo detrás de sus decisiones. “Es una prioridad que compartimos Steven y yo, como pueden ver en otras películas que hemos hecho. Definitivamente no rehuimos a los niños en peligro, a las muertes no merecidas ni a ninguna de esas cosas. Realmente reconocemos que estas eran criaturas reales y horriblemente peligrosas, animales. Pero, que también estaban vivas y merecían respeto. Tratamos de tejer todas esas ideas en una narrativa, nunca hubo una consigna clara, ni para nosotros ni para el resto de los escritores, de que queríamos continuar con el tono de las cintas. Necesitaba sentir que existía en ese mismo mundo. No creo que la animación sea un medio que sea menos valioso o importante en el contexto de lo que estamos contando”, explicó el realizador.

“Sí, nunca íbamos a mostrar mucha sangre ni nada de eso en la pantalla. Todo se reduce a que, lo que está en juego, debe ser real. Si todos los adultos o niños tienen todos estos casi accidentes y no pasa nada, no hay nada realmente en riesgo, por lo que creo que es más difícil creer que estas personas están en peligro. Así que era muy importante para todos nosotros convertirlo en un verdadero miedo. Sin importar tu edad, pueden suceder cosas malas, y sucederán”, agregó Kreamer. En dicho título podemos ver al personaje principal, Darius (Paul-Mikel Williams), y a sus compañeros de campamento, mientras se aventuran en la Isla Nublar intentando escapar de los seres que amenazan sus vidas. Los adultos son devorados directamente, y algunos de los pequeños son puestos en varios escenarios desgarradores que involucran tirolesas, giroesferas e incluso un Carnotaurus, por lo que podemos asegurar que definitivamente cumplieron con su objetivo. Como bien explican en CinemaBlend, si bien no es exactamente una colección constante de horrores, “Jurassic World: Camp Cretaceous” tampoco es un spin-off desconectado que simplemente existe para vender juguetes. De hecho, los eventos de estos ocho episodios son en gran medida parte del canon general de “Jurassic World”, ya que la primera temporada tiene lugar durante los mismos eventos que hicieron del film de 2015 un éxito en taquilla. 

Con “Jurassic World: Dominion” en camino y una segunda entrega de esta obra potencialmente a futuro, un plan adecuado es crucial para mantener ambos mundos unidos a lo largo del tiempo y así garantizar que todo el universo jurásico funcione.