¿Pueden morir los juguetes en “Toy Story”? El director Lee Unkrich lo aclara

Importante: no nos hacemos cargo de cómo esto afecte a los recuerdos de tu infancia.

Toy Story 2

Desde su llegada a las masas, internet permitió que las personas puedan compartir y acceder a ciertas teorías sobre sus películas favoritas. Generalmente, las mayores perjudicadas terminan siendo las infantiles, puesto que los aficionados se encargan de encontrar la forma de crear historias perturbadoras en torno a ellas. ¿Quién podría olvidar la supuesta verdad detrás de “Phineas & Ferb”? Casi ningún éxito de Disney se queda atrás. Por suerte para los amantes de la saga, que sigue las aventuras de Woody y Buzz Lighter, su realizador se encargó de resolver una de las grandes incógnitas.

“Viven tanto como existan. Pero, ¿si fueran a ser completamente destruidos? ¿En un incinerador? Juego terminado”, revela Unkrich, el hombre detrás de varios éxitos de Pixar. Ahí lo tienen. Las adorables figuras de “Toy Story” no son inmortales. Aunque, basado en la publicación de Twitter, parece que se necesita mucho para matarlos. Podemos concluir en que no hay una forma lógica de resucitar a un juguete después de ser totalmente aniquilado. Pueden sobrevivir a que les quiten las extremidades y los conviertan en seres mutados (como sucede en la habitación de Sid) pero, una vez que se enfrentan al fuego, todo termina.

Recordemos que la intensidad con respecto a aquella duda sucedió tras el final de la tercera entrega. La pantalla mostró cómo nuestros queridos personajes estuvieron a punto de incendiarse, aparentemente, bajo un peligro real. Esta emotiva escena (que tardó más de un año en animarse), presentó a Woody, Buzz, Jessie y al resto de la pandilla hundiéndose en su ardiente condena, tomados de la mano, creyendo que ese era el fin. Podríamos decir que, todo lo que involucró el último acto del film, significó un mar de lágrimas y la conclusión nostálgica de una parte de la infancia para muchos.

Aunque eso, por supuesto, nunca iba a suceder. Pero… ¿te imaginas un final tan oscuro para una película infantil? Ni el equipo de Studio Ghibli se hubiese animado a tanto.

Etiquetas: