Saltar al contenido

¿Qué fue de la vida de Sarah Michelle Gellar?

La intérprete de “Buffy Cazavampiros” fue un éxito en los 90 y 2000, pero luego fue desapareciendo poco a poco de la pantalla. Qué hizo a lo largo de su vida, qué está haciendo ahora y qué fue lo que causó su huida del cine y la televisión.

Sarah Michelle Gellar

Con motivo de su cumpleaños, te traemos a una de las caras más conocidas de los 90 y principios de los 2000. Probablemente te hayas olvidado de ella, porque ya no está en proyectos importantes y su nombre quedó desplazado por el de intérpretes como Scarlett Johansson, Jennifer Lawrence, Margot Robbie, entre otras actrices talentosas que están viviendo su época dorada.

Con una larga trayectoria en la industria, sus papeles más populares fueron los de Buffy Summers, Daphne Blake, Karen Davis, entre otros. Especialmente, es reconocida mundialmente por el primer personaje, ya que le valió seis Teen Choice Awards, un Premio Saturn a la Mejor Actriz de Televisión del Género y una nominación a un Premio Globo de Oro.

Pero, la gran incógnita, al igual que sucede con muchas promesas de Hollywood, es ¿qué fue de su vida? ¿Cómo pasó de ser una de las caras más conocidas a desaparecer por completo de la pantalla?

Sus inicios

Sarah Michelle Gellar de niña para “An Invasion of Privacy”

Nacida en Long Island, Nueva York, la joven proveniente de una familia judía asquenazi vivió una infancia completamente normal. Con un padre ausente, fue criada por su madre, con quien se mudó a sus siete años al Upper East Side de Manhattan.

Durante su infancia, fue una niña trabajadora y una patinadora artística competitiva (hecho que le hizo ganar un tercer lugar en una competencia regional del estado de Nueva York); además, también hizo taekwondo (deporte en el que obtuvo un cinturón negro).

Para ese entonces, había recibido una beca parcial para estudiar en la Columbia Grammar & Preparatory School, porque su madre no podía pagar la matrícula completa. Según contó posteriormente en una entrevista con The Indepentent, por esto, sufría bullying: “Yo era diferente y eso es lo único que no puedes ser en la escuela, porque estás condenado al ostracismo. No tenía el dinero que tenían estos niños”.

Fue durante ese tiempo que comenzó a darse cuenta de que tenía una pasión por la actuación. Muchas veces, sucedía que no podía estar presente en las clases porque tenía que trabajar en varios proyectos actorales simultáneamente. Tuvo “más ausencias en el primer mes de las que se supone que debes tener durante todo un año”, diciéndoles a las autoridades “que tenía problemas de espalda y que tenía que ir al médico todo el tiempo”.

Su primer papel lo obtuvo a los seis años, para “An Invasion of Privacy”, en el cual tuvo un personaje secundario; un año después, trabajó para “Over the Brooklyn Bridge”. Luego de un par de años en el que se la pasaba yendo a audiciones, logró insertarse nuevamente en la industria con las series “Crossbow” y “Spenser, detective privado” y en la película “High Stakes”, en el cual obtuvo un protagónico.

A partir de allí, despegó su carrera y comenzó a trabajar en diferentes proyectos. Esto hizo que se tuviera que cambiar de escuela a la Fiorello H. LaGuardia High School, pero rápidamente tuvo que retirarse debido a sus obligaciones como actriz, ya que sus maestros amenazaron repetidas veces con reprobarla por su constante ausencia de clases, a pesar de tener buenas calificaciones. ¿El problema? Se la pasaba yendo a audiciones.

Finalmente, se pudo graduar en la Escuela Infantil Profesional, en 1994, con un promedio de calificaciones de 4.0.

Comienzo de la fama

Buffy Summers, su papel estrella

Fue en los 90 su mejor etapa, ya que en 1991 fue elegida como la joven Jacqueline Bouvier en “A Woman Named Jackie”, miniserie que ganó el premio Emmy a la serie limitada excepcional.

A partir de allí, asumió el papel principal en la serie “Swans Crossing”, la cual se centraba en un grupo de adolescentes adinerados. Si bien la ficción duró sólo una temporada, este trabajo le valió a Gellar dos nominaciones al Premio Artista Joven, como Mejor Actriz Joven en una Nueva Serie de Televisión y como Mejor Actriz Joven en una Serie Fuera de Horario Estelar.

En 1993, debutó en la telenovela “All My Children”, en la cual interpretó a Kendall Hart, y recibió críticas positivas por su talento actoral y su “personalidad enérgica”. Para 1995, ganó el Premio Daytime Emmy a la mejor actriz joven en una serie dramática por su papel.

Luego dejó el programa para abrirse a otros caminos y se mudó a Los Ángeles. Allí, le llegó la oportunidad perfecta para despegar su carrera: el protagónico en la serie de televisión de Joss Whedon, “Buffy the Vampire Slayer”, la cual trataba sobre una adolescente que debía luchar contra enemigos ocultos y sucesos sobrenaturales.

Buffy Summers se convirtió en un personaje icónico de la televisión y su popularidad se incrementó, siendo conocida mundialmente. Además, la ficción tuvo un gran éxito en la crítica y en el público. El programa se estrenó en 1997 y concluyó en 2003, con siete temporadas y 144 episodios. Además, obtuvo cinco Teen Choice Awards, el Premio Saturn a la Mejor Actriz de Televisión de Género y una nominación al Globo de Oro a la mejor actriz de serie de TV – Drama.

Este personaje le dio el pie para que realice otros personajes que han quedado en la historia del cine del terror, como “I Know What You Did Last Summer” (junto a Jennifer Love Hewitt, Ryan Phillippe y Freddie Prinze, Jr.), en el cual ganó un premio Blockbuster Entertainment Award a la actriz de reparto favorita – Horror; y “Scream 2”, película que aceptó sin haber leído el guion y que recaudó más de 172 millones de dólares en todo el mundo, además de que a lo largo de los años se convirtió en una saga exitosa.

Otras películas en las que estuvo en esa época fueron: “Pequeños guerreros”, “Crueles intenciones”, “She’s All That” (en un cameo), “Simply Irresistible”.

“Crueles Intenciones”, uno de sus trabajos más populares

Llegados a los 2000, tuvimos a uno de sus personajes más icónicos: el de Daphne Blake en la película live-action de “Scooby-Doo”, junto a Freddie Prinze, Jr., Linda Cardellini y Matthew Lillard. Ésta se convirtió en la cinta más vista de Gellar hasta la fecha y también le valió un premio Teen Choice Award en la categoría de Mejor Actriz de Cine-Comedia. Y, claramente, volvió a participar en la secuela.

“Scooby Doo”

Luego retomó el terror para darle vida a Karen Davis en “The Grudge”, una de las películas del género más aclamadas de la época. La cinta fue un éxito en taquilla y nuevamente, obtuvo el reconocimiento de los profesionales al recibir una nominación al premio MTV Movie Award por Mejor Actuación Asustada y otra al premio Teen Choice Award a la Mejor Actriz de Cine – Thriller. Y, tal como sucedió con “Scooby Doo”, volvió para su secuela.

Del estrellato al anonimato

Sarah Michelle Gellar junto a sus hijos

A partir de allí, todo cambió en la vida de Gellar. Luego de la exitosa película de terror, los únicos trabajos que realizó desde 2004 fueron: “El regreso”, “Southland Tales”, “Cuatro vidas”, “Érase una vez… un cuento al revés”, “Historias de Manhattan”, “TMNT”, “Possession”, “Veronika decide morir” y “The Illusionauts”.

También estuvo en algunos episodios de series televisivas, pero ninguno fue un papel estrella (excepto por el de Kathryn Merteuil para la serie “Cruel Intentions”, secuela televisiva de “Crueles Intenciones” que tuvo lugar en 2016). El último de su carrera fue en 2021, para “Amos del Universo: Revelación”, en el cual prestó su voz para el personaje de Teela.

¿Qué fue lo que sucedió?

Freddie Prinze, Jr. y Sarah Michelle Gellar

Básicamente, en los últimos años, la actriz se ha dedicado a la vida familiar y a otro tipo de negocios alejados de los flashes y las cámaras, como el lanzamiento de una empresa de alimentos orgánicos llamada “Foodstirs”, que cuenta con su propia línea de kit de cocina para niños. Además, publicó un libro de cocina titulado “Stirring up Fun with Food”.

En cuanto a su vida personal, todavía sigue casada con Freddie Prinze, Jr., su compañero de reparto en “I Know What You Did Last Summer” y “Scooby Doo”, con quien tiene una relación desde los 2000.

La feliz pareja se comprometió en abril de 2001 y, para 2007, en honor a su quinto año de matrimonio, Gellar se cambió su nombre legalmente a Sarah Michelle Prinze. Con el actor, comparten dos hijos: Charlotte Grace Prinze y Rocky James Prinze.

En la actualidad, a pesar de que ya no está en pantalla, se la puede encontrar en las redes sociales, ya que allí es muy activa: comparte proyectos, aniversarios, guiños a Buffy, momentos en familia, imágenes de su niñez o encuentro con amigas como Selma Blair.