Ray Fisher acusa a Joss Whedon de racista y él le responde

La polémica en DC parece no acabar.

Ya nos resultaba extraño que no tengamos novedades al respecto. Con el ‘Snyder Cut‘ esperándonos en el 2021, los problemas de la versión de “Justice League” que fue estrenada en 2017 no acaban. En más de una nota te actualizamos acerca de todo el proceso legal que comenzaría el actor que se encarga de interpretar a Cyborg en el DCU. Hace pocos días, Ray volvió a arremeter contra el director de 56 años y, por primera vez, este último respondió.

En entrevista con Forbes, Fisher no se guardó nada: “Antes del proceso de reshoots para ‘Liga de la Justicia’, las conversaciones descaradamente racistas fueron utilizadas como entretenimiento en múltiples ocasiones por anteriores y actuales ejecutivos de alto nivel en Warner Bros. Pictures. Me di cuenta de que las notas que terminé recibiendo de Johns (ejecutivo) durante las nuevas grabaciones eran solo una versión codificada de las cosas racistas que estaba diciendo a puerta cerrada con los otros directivos. Siempre sospeché que la raza era un factor determinante para la forma en que iban las cosas, pero no fue hasta el verano pasado que pude demostrarlo. La raza fue otro de los problemas del proceso de reshoots. Hubo amenazas, coacción, burlas, condiciones de trabajo inseguras, menosprecio e insultos de tal manera que no lo creerías. Geoff Johns amenazó mi carrera durante los reshoots de la película en Los Ángeles. Múltiples fuentes me han informado que también amenazó la carrera de otra persona asociada a la producción“, sentenció el artista de 33 años.

Al poco tiempo, el representante de Joss Whedon salió a defenderlo a él y a su equipo de trabajo, mediante Entertainment Weekly: “El individuo que ofreció esta declaración reconoció que esto era solo algo que había escuchado de otra persona y lo aceptó como verdad, cuando en realidad una simple investigación probaría que es falso. Como es habitual en casi todas las cintas, hubo numerosas personas involucradas en la mezcla del producto final, incluido el editor, el encargado de efectos especiales, el compositor, etc. Este proceso se complicó aún más en este proyecto por el hecho de que Zack filmó en película, mientras que Joss filmó en digital. Lo que requirió al equipo, dirigido por el mismo colorista senior que ha trabajado en films anteriores para Zack, para reconciliar los dos”. Estos dichos en particular son a razón de que se comenta que, en las nuevas grabaciones con Whedon como director, mediante la edición, se habría retocado el color de piel de Ray Fisher.

Por obvias razones, Fisher es quien está a cargo de estas demandas, pero no está solo. Su compañero de elenco, Jason Momoa, ya le ha demostrado su apoyo con respecto a esta situación. Por lo pronto, no han comenzado los procesos legales, pero el actor insiste en que serán llevados a cabo. ¿Qué opinás?