“Rocky IV”: el día que Dolph Lundgren golpeó tan fuerte a Stallone que lo envió al hospital

En la semana de su aniversario, es momento de recordar una gran historia.

Luego de convertirse en una estrella de Hollywood en 1976, Sylvester pasó a ser considerado uno de los íconos de acción más reconocidos de la industria. Pero también continuó con su amada franquicia de boxeo, que ahora tiene seis películas y dos spin-offs. Entre ellas, la entrega que tuvo como oponente a Ivan Drago se mantiene como la favorita de muchos, incluso a pesar de su constante alusión a temas políticos. En esta cuarta parte, podemos ver a Balboa intentando vengar a su amigo Apolo Creed. Lo que no todos saben es que, en una clásica escena de boxeo épica, el adorado actor debió ser hospitalizado por obra y gracia de su compañero, que parece ser que realmente poseía la maquinaria fuerza que llevó a la gloria temporal a su personaje. Si te considerás un verdadero fanático de “Rocky”, seguí leyendo para conocer el golpe que superó momentáneamente la ficción. 

En un artículo de The Hollywood Reporter (que celebra el 35º aniversario de la cinta), exhibieron viejas entrevistas promocionales entre Stallone y Lundgren, donde discutieron sobre el incidente que condujo a al artista detrás del famoso boxeador a estar “en el hospital durante nueve días”. De acuerdo con él, Dolph dijo durante el rodaje de la escena “‘Sólo tienes que ir allí y tratar de hacer un reloj de mí”. Sin embargo, después de recibir un uppercut de su parte que “atrapó las costillas y golpeó el corazón contra la caja torácica”, Sly fue obligado a ingresar a la UCI. Este último bromeó y afirmó que los médicos dijeron que su lesión generalmente ocurría durante “choques frontales”, a lo que respondió: “Cerca. Choqué con una especie de autobús”. En defensa y con humor, el intérprete que da vida a Drago comentó: “Todo lo que hice fue obedecer órdenes”.

¿Conocías la anécdota? Esta historia es legendaria en el folklore de “Rocky”, ya que Stallone ha dicho muchas veces, a lo largo de los años, que Lundgren fue el más duro de todos sus oponentes. Quienes conocen los antecedentes del actor sueco pueden confirmarlo: él competía anteriormente en kárate, y eso, combinado con su tamaño y físico, fue una fórmula desafortunada para nuestro protagonista.

Por otro lado, este no sería el único regalo de aniversario. El corte de director de “Rocky IV” que está preparando Sylvester ha captado la atención de admiradores, aficionados y medios en los últimos meses, porque la estrella afirmó que siempre pensó que la película podría haber sido “más profunda, mejor”. Aunque aún no hay una fecha de lanzamiento para el mencionado proyecto, pueden disfrutar de toda la saga en Netflix.