Sharon Stone le pagó el sueldo a Leonardo DiCaprio en “Rápida y Mortal” porque el estudio no quería contratarlo

El estudio dijo que, si tanto lo quería, podía pagarle de mi propio, así que lo hice“, reveló.

Sharon Stone
Rápida y Moral
Leonardo DiCaprio

Ha sido una semana interesante para la actriz, productora y modelo de 63 años. El estreno de su libro, ‘The Beauty of Living Twive’ (‘La Belleza de Vivir dos Veces’), hizo que su nombre aparezca más de una vez en los portales de noticias. En sus memorias, contó muchos detalles desconocidos de su carrera en Hollywood. Aunque muchas anécdotas no fueron muy positivas o alegres, ésta demuestra el ojo de Sharon para la producciones, más allá de su talento como artista de cine.

Dirigida por Sam Raimi, este western de 1995 seguro sea uno de los proyectos que sus involucrados desearían olvidar. Producida por TriStar Pictures, esta película tuvo malas reseñas por parte de los especialistas, y se encontró lejos de ser un éxito en taquilla. A pesar de que su elenco era interesante (Sharon Stone, Russell Crowe, Tobin Bell, entre otros), eso no es sinónimo de una buena cinta. En esa época, el nombre de Leonardo DiCaprio no era el que se robaba todos los focos. Sería años más tarde cuando su fama y reconocimiento explotaría, con historias como “Romeo + Julieta” (1996) y, obviamente, “Titanic” (1997). Es por eso que para el estudio no resultaba interesante contratar al artista de -entonces- solo 20 años.

Pero para Stone, el papel era de Leo. “Este niño llamado Leonardo DiCaprio fue el único que logró la audición. En mi opinión, él fue el único que entró y lloró, rogando a su padre que lo amara mientras moría en la escena”, cuenta en su libro. Aunque ella estaba segura de que él era el indicado, su equipo le preguntó: “¿Por qué un desconocido, Sharon? ¿Por qué siempre te disparas en el pie?”. “El estudio dijo que, si lo quería tanto, podría pagarle de mi propio salario. Así que lo hice”, afirma la actriz.

Incluso, reveló que la contratación de Sam Raimi no hubiese sido posible si ella no presionaba por él. En ese momento, el director de ahora 61 años no había tenido su éxito con la trilogía de “Spider-Man” y solo había trabajado en cintas de bajo presupuesto. “Obtener un crédito de productor como actriz a menudo se considera en mi negocio como un ‘trato de vanidad’, lo que significa que te pagan por el trabajo, pero cierra la boca y te mantienes fuera del camino. No acepté un trato de vanidad y les hice saber eso por adelantado. Es ilegal y me gusta trabajar dentro de la ley. Esto genera mucho silencio incómodo y no precisamente mucha alegría en el otro extremo”, comentaba Sharon Stone mientras revelaba que aseguró que “trabajaría casi gratis” con tal de que contrataran al cineasta.