“Soul”: los creadores revelan los finales alternativos que originalmente se planearon para el film

Conocé nuevos datos sobre el detrás de escenas de la nueva película de Pixar.

Soul

Para cerrar el 2020, la empresa de animación más famosa de la industria le regaló al mundo lo que se convirtió en la obra más madura y compleja de su filmografía, hecho que la vuelve un material dificultoso y rico de analizar (comparado con sus antecesoras). Con excelentes críticas profesionales y un gran recibimiento por parte de la audiencia, podemos asegurar que los realizadores cumplieron su objetivo. Sin embargo, hay un detalle en particular que muchos destacaron sobre el momento de la conclusión que, de forma internacional, definió el resto del largometraje. Si todavía no viste la cinta, te recomendamos que corras a Disney+ para disfrutarla antes de continuar con la lectura (y luego, te invitamos a leer nuestra crítica).

A pesar de que logra mantener un fino equilibrio entre una historia para todo público y una temática mayormente adulta (lo que tiene como resultado una enseñanza en los niños y una reflexión en los más grandes), una decisión en su conclusión la define como lo que, al cabo, en su esencia es: una película de Pixar, empresa cuyo target objetivo es infantil. Por lo cual, notamos que el relato se arriesga en todo momento a tratar temas como el significado de la vida y la muerte, hasta que llega su final. Cuando Joe se encuentra de camino “al cielo”, ya realizado y dispuesto a recibir su destino con una sonrisa y los brazos abiertos, se le otorga una conveniente y adorable segunda oportunidad. Esta elección desconectó a muchos de la pantalla, puesto que no termina de coincidir con la primera sensación que se percibe del desarrollo previo. Pero, como era de esperarse, esta no fue la primera idea que tuvieron.

Por supuesto, hay muchas oportunidades de que ese final sea diferente. Y así fue en un inicio. Originalmente, los creadores llegaron a distintas conclusiones que son mucho más oscuras que lo que se vio en pantalla. Los directores, Pete Docter y Kemp Powers, comentaron recientemente que se debatió en reiteradas ocasiones sobre qué sucedería con el protagonista. “En muchos de los borradores, Joe no regresaba a su cuerpo. Pero lo importante es ser consecuentes con lo que se muestra, según Docter. El creador de la película dijo que hubiese sido hasta poético verlo dándole desinteresadamente a 22 la oportunidad de vivir, ya que él ya lo hizo. Pero al final, de lo que se da cuenta es que antes no la había estado viviendo de la manera correcta, y robársela después de descubrirlo no hubiera sido lo mejor para la historia”, explica José Suay para eCartelera.

Por otra parte, imaginar ese plan alternativo hubiese requerido también idear cómo sería el “más allá” al que iría el músico. En una de las versiones, Joe entraba a ese mundo completamente en paz consigo mismo, y en otra, ingresaba para luego volver a su cuerpo. Pero, mostrar aquel universo abstracto era demasiado arriesgado (por lo que dice el cineasta), y decidieron que no sería lo mejor para la cinta. A su vez, también pensaron en convertir al profesor en un mentor del “Seminario del Tú”, otorgándole ideas revolucionarias y diferentes sobre su experiencia en la tierra a las almas. “Fue lindo y muy interesante, aunque enfadó a algunas personas. Pero ya sabes, aprendes en el intento. No funcionó, pero fue una exploración divertida”, contó Powers.

¿Estás de acuerdo con el final que se decidió llevar a cabo? Otra de las quejas que surgió entre los espectadores es que no se mostró más sobre lo que sucede una vez que las almas pasan al “más allá”. A lo cual, Docter justificó con maestría, porque sugerir es mejor que mostrar: “Es mucho más poderoso darle la decisión a la audiencia. Sé que a veces la gente se siente frustrada por eso, pero si puedes plantar algo que permita que una imagen crezca en la propia cabeza, podrán ser un participante activo en eso. Y lo que sea que se les ocurra será más real en cierto modo y más emocional que cualquier cosa que les demos”.