“Spider-Man 2” estuvo a punto de ser protagonizado por Jake Gyllenhaal

Y casi nos quedamos sin Tobey Maguire.

Una de las cintas más conocidas dentro del género de superhéroes es la de la trilogía de Sam Raimi. Y su protagonista se convirtió en una de las caras más populares de Marvel durante los 2000. Recordemos que el pionero de la encarnación de Peter Parker, en versión live action para la pantalla grande, fue Maguire, ya que nunca se había llevado a este héroe al cine. Sólo había adaptaciones televisivas, tanto animadas como de acción en vivo. Luego, el puesto le fue cedido a Andrew Garfield (quien tuvo muchas críticas por ello) y, finalmente, quedó en manos de Tom Holland (con buena recepción del público).

Pero, un dato que no sabíamos respecto a esta producción es que el actor estuvo a punto de perder el papel mientras la secuela de esta historia se encontraba en desarrollo. Y, de haber sido así, el puesto se lo hubiese cedido al intérprete de Donnie Darko. ¿Esto, por qué? Según dice Screenrant, en el momento que el protagonista de “Spider-Man” decidió encarnar a este superhéroe, tomó la decisión de involucrarse en proyectos que nada tenían que ver con su contrato de tres películas sobre el trepamuros. Una de las cintas en las que estuvo fue en “Seabiscuit”, en la cual sufrió lesiones en la espalda por interpretar al jinete Red Pollard.

Esto hizo que Sony pensara en un reemplazo, ya que no se sabía si iba a estar apto para poder realizar la secuela. Y esa segunda opción fue, nada más y nada menos, que Jake Gyllenhaal (quien ahora es el villano de la última cinta del Spider-Man de Holland). Según lo que dice el medio, el actor ya estaba preparándose para llevar la batuta cuando Tobey se recuperó y pudo volver al ruedo.  

Sin dudas, una mala noticia para Jake, pero ese no fue el fin de su carrera. Años después logró participar en varias producciones importantes y, actualmente, sabemos que pudo sumarse a la franquicia. Si bien no encarna al Hombre Araña, tiene un buen personaje en sus manos.