“Spider-Man: Homecoming”: Zendaya revela cómo se adaptó a la nueva versión de Mary Jane

Halle Bailey (“La Sirenita”) podría no haber sido la única que tuvo que sufrir la discriminación en redes por interpretar a un personaje blanco.

Zendaya in Spider-Man: Homecoming (2017)

En la actualidad, el movimiento #BlackLivesMatter logró que un tema debatido y disminuido durante años, pueda salir a la luz de forma pública y a nivel internacional, generando reconocimiento y apoyo, para que miembros de la industria puedan alzar la voz contra los hechos que debieron enfrentar en su contra. En Hollywood, las quejas por la decisión de que actores de color interpreten personajes de distinta tonalidad, es algo que hoy en día sería sumamente criticado, pero hace muy poco tiempo atrás, se vivieron como polémicas naturalizadas en internet. Un escándalo del cual, Zendaya pudo escapar.

Para evitar que dichos comentarios negativos surjan por la decisión de escogerla, para darle vida a la compañera del hombre araña, los productores optaron por crear a Michelle Jones. Pero esto no pudo ocultar el hecho de que, en el fondo, fue una reinvención de Mary Jane, cuyo objetivo iba más allá de innovar en un relato ya reproducido reiteradas veces.

“Tuve suerte. Antes de escogerme, ya querían recrearlo y convertirlo en una nueva versión de lo que, creo, representa al personaje original de Mary Jane y, simplemente, hacerlo a la manera del Universo Cinematográfico de Marvel“, comentó la actriz, refiriéndose a que nunca se consideró que ella dé vida a un ícono que en los cómics se presentaba diferente a su imagen. “Simplemente encajé con lo que ya era una joven inteligente, rápida, aguda y diferente en las páginas del guion. Me lo paso genial interpretándola, porque me gusta poder sacar mi lado cómico y participar en proyectos que no sean tan pesados”, finalizó la ex chica Disney.

A pesar de haber disfrutado el rodaje, la realidad es que, bajo sus declaraciones, se esconde la dura posibilidad de haber podido ser víctima de una experiencia totalmente distinta a la que vivió, influenciada por la discriminación y el odio de la sociedad.