Todos contra Kylie Jenner: pidió donaciones de su público para su ex maquillador y la atacaron

Conocé la historia detrás de la polémica.

Kylie Jenner

En el imperio de las Kardashians-Jenner, todo es posible. Dado que cuentan con un patrimonio de 700 millones de dólares y están en la lista de las personalidades con más influencia en el mundo, podrían colaborar con una sociedad entera sin apenas sentir el gasto. Aunque no por eso están obligadas a hacer un aporte mayor, sus fanáticos consideran que el último gesto que tuvo la “pequeña” multimillonaria es sumamente cuestionable. Lo que generó que sus fieles seguidores inicien una campaña mediática.

¿Qué sucedió? Resulta que, hace algunas semanas, Samuel Rauda (ex maquillador de la empresaria) ​​tuvo un accidente automovilístico que lo dejó gravemente herido. Para su recuperación, su familia abrió una cuenta en GoFundMe con el objetivo de cubrir los gastos médicos, ya que se debía someter a una cirugía de $120.000 dólares. Ante el fatídico hecho, Buzzfeed publicó una captura de pantalla que expone las donaciones de Jenner y Bella Thorne (dos de sus famosos clientes). El “problema” es que cada una donó $5.000, luego de pedirles a sus seguidores que colaboren con más dinero.

El argumento en contra que fue tendencia en redes se basa en que Kylie debería ayudar con una cifra mayor en lugar de suplicarle a su público porque, a diferencia de sus followers de desconocida economía, se supone que podría incluso comprar la clínica en donde se llevaría a cabo el procedimiento. “Entiendo que es su dinero y ella puede elegir cómo gastarlo, pero me parece bastante vil que espere que sus fans (muchos de los cuales están en plena lucha financiera debido a la pandemia) recauden esa cifra para su amigo, cuando podría cubrir todos sus gastos médicos. 5 mil es como dar un dólar para ella. Con un anuncio en Instagram bastaría”, escribió una persona en Reddit. “No debería publicar eso y pedirles a sus admiradores que gasten en algo así. Ella hace alarde de su riqueza constantemente”, agregó alguien más.

Unas horas después, la joven de 23 años aclaró en sus redes la situación: según comenta, ya no mantenía una relación laboral y/o personal con el accidentado, su objetivo era que la familia alcanzara los 10 mil dólares pactados en un comienzo y no obligo a nadie a entregar sus ahorros. “Cualquiera que me conozca sabe que hago las cosas con el corazón y trato de ser útil siempre que puedo. Intentemos mantener una actitud positiva y mantener a Sam, su familia y cualquier persona que conozcas que está pasando por un momento difícil, en nuestras oraciones. Espero que todos tengan un hermoso día”.

¿Crees que podía haber ayudado más? Hay que tener en cuenta el detalle de que no debe ser fácil que todos conozcan tu patrimonio y opinen sobre él. Afortunadamente para la empresaria, más allá del reality que traspasó la gran pantalla, algunos de sus fanáticos la apoyan: “Ella donó lo que quería donar y luego se dirigió a Internet para ayudar a un amigo. No es diferente de lo que todos los demás están haciendo hoy en día”.