Tom Holland reaccionó a su “deepfake” en “Volver al futuro”

Recordemos que hace unos días una cuenta de Youtube, bajo el nombre de EZRyderX47, publicó un video sobre una escena de “Volver al futuro”, en la que se veía a Tom Holland y a Robert Downey Jr. siendo los protagonistas de esta película. Esto fue hecho gracias a una edición con tecnología avanzada.

Este video ya se volvió un éxito, cuenta con más de cinco millones de reproducciones y cada día aumenta más. Esto claramente significa que el público está emocionado con ello y que, no sería mala idea crear este proyecto. Pero en una entrevista con el portal de noticias ET, el actor de “Spiderman” confirmó que no protagonizaría una nueva versión de este clásico, ya que no le interesaría porque dice que “es una película perfecta”.

Aunque puede que tenga algo de razón, debido a que hay una gran cantidad de fracasos de reboots, no estaría mal verlo a él y al intérprete de Iron Man en el papel de Marty McFly y el Doc Brown. Pero la realidad es que no está muy errado en lo que dice, ya que hay ejemplos como “Ghostbusters” y “Carrie”, en los que la audiencia terminó bastante decepcionada.

Además, aunque Holland quisiera interpretar al protagonista de esta cinta, Robert Zemeckis (su director) no estaría de acuerdo con esto. En una entrevista para The Guardian dejó en claro que no quiere una remake de su filme. Es verdad que “Volver al futuro” es una gran película y no es necesario retocarla un poco más, porque así ya está perfecta, tal como dice el actor.

“No puede suceder hasta que Bob Gale (coguionista) como yo estemos muertos, y entonces estoy seguro que lo harán, a menos que nuestras propiedades puedan detenerlo. Quiero decir, para mí una remake es indignante. Sobre todo porque es una buena película. Es como decir ‘hagamos una remake de Citizen Kane’. ¿A quién vamos a conseguir para interpretar a Kane? ¿Qué locura es esa? ¿Por qué alguien haría eso?”, declaró la mente brillante de “Back to the Future”.

Es importante ver que Zemeckis es un director con todas las letras, ya que en su caso, la objetividad juega un papel muy importante por sobre la ambición: algunas veces es mejor terminar y no alargar de más.