¿Un revival de “The Vampire Diaries”? Ian Somerhalder habla sobre ello

A casi cuatro años de su despedida, la serie parece que volverá a ver la luz en la pantalla.

ian somerhalder

La popular ficción que enamoró al público juvenil ha tenido lugar en la televisión desde el 2009 hasta el 2017, donde vimos a Elena y a los hermanos Stefan y Damon Salvatore. Si bien poco tiempo ha pasado desde su octava entrega, parece que hay esperanzas de una nueva producción sobre esta historia vampírica.

Luego de terminar con el rodaje de la serie, Nina Dobrev estuvo en proyectos como “Lucky Day”, “Fam” y “Run This Town”; Paul Wesley protagonizó “Tell Me a Story”, una serie web que se estrenó en 2018 y finalizó en 2020; mientras que Ian Somerhalder estuvo en “V-Wars”. Mucho no han estado en pantalla luego del exitoso show, por lo que los fanáticos piden volverlos a ver encarnando a sus papeles estrella. Pero… ¿realmente habrá una continuación de esta historia?

Tengamos en cuenta que mantuvieron a los admiradores con la “panza llena” luego de haberles brindado spin-offs de la serie. “The Originals” -con cuatro temporadas- fue el primero en estrenarse, y luego le llegó “Legacies” -con tres entregas y una cuarta en camino-. Y aunque en ninguno de ellos vemos a los intérpretes de la serie original, el nuevo episodio de “Legacies” contó con un sorprendente cameo: el de Candice King, quien interpretó a Caroline. Esto despertó las ganas de los fans de que volvieran los originales Salvatore en un revival; sobre eso, Ian Somerhalder habló al respecto.

“No he escuchado nada sobre una novena temporada”, aseguró el actor, y bromeó al decir que todos los personajes ya serían demasiado viejos, con canas y arrugas. “Mira, fue muy bien y aún hoy continúa viva. Eso es lo que es tan asombroso, que aún está viva”, concluyó.

Desafortunadamente para los fans, parece que no habrá una nueva entrega con los actores que integraron el reparto original. Pero, pueden mantenerse entretenidos con sus spin-offs, y quizá en algún momento haya algún otro cameo inesperado. ¡A no perder las esperanzas!