Vince Vaughn confirma que la secuela de “Los Rompebodas” podría ser un hecho

¡De vuelta a la iglesia!

Los Rompebodas

A 15 años de su estreno, el actor que interpretó a Jeremy Gray en la recordada comedia junto a Owen Wilson, volverá a compartir set junto a su compañero y al director David Dobkin, con quienes ha comenzado a discutir “seriamente” sobre la posibilidad de llevar a cabo una segunda película, e incluso ya tienen una idea en particular que promete ser un éxito. En ese momento, la cinta logró un gran porcentaje de popularidad durante el apogeo de las comedias familiares y, desde entonces, las estrellas solamente se volvieron a cruzar en 2013 para “The Internship”, por lo que esta entrega significaría el esperado reencuentro de los hermanos.

Owen, el realizador de ´Crashers´ y yo hemos estado hablando por primera vez en serio sobre una continuación de esa cinta. Surgió un plan que es bastante bueno, así que estamos en conversaciones… diría que entrando en las primeras etapas de un proyecto. Dobkin tuvo una idea muy interesante y contemporánea. Lo que me gusta de dónde podría estar potencialmente este título es que hay algo de este momento que se siente realmente bien. Muchas de estas historias son reales en nuestras vidas, aunque sea un exceso de compromiso con lo absurdo”, comentó el actor mientras promocionaba su nuevo slasher, “Freaky”, en el podcast ReelBlend (por medio de CinemaBlend). Cabe destacar que esta sería la primera vez que vuelve a interpretar un mismo papel.

¡Es oficial! Vaughn no solo mencionó a Wilson, sino que confirmó que el cineasta que estuvo detrás de la obra original está de acuerdo con una idea para otra película. Además, este último participó recientemente de “Eurovisión” con Rachel McAdams y Will Ferrell, por lo que definitivamente hay potencial para que más miembros del elenco del 2005 también regresen (como Christopher Walken, Bradley Cooper y Will Ferrell). No sabemos si veremos a los personajes efectivamente casados y con niños, aunque la cinta no es lo suficientemente vieja como para que la dupla desvirtúe las bodas de sus propios hijos. Sin embargo, ciertamente aún hay mucho material por explotar y parece ser que los protagonistas de esta historia están dispuestos a hacerlo.