“X-Men”: ¿qué representaba originalmente la ‘X’?

Se afirma que es por el nombre del profesor, pero en un inicio, la realidad fue otra.

X-Men profesor X

Los relatos de superhéroes abarcan un universo extenso en pleno y constante crecimiento, que suelen realizar cambios y adaptarse a cada contexto sociocultural. En el caso de los mutantes de Marvel, que nacieron en medio de un conflicto particular, desde su concepción en los cómics los aficionados fueron testigos de numerosas generaciones y títulos que expusieron sus orígenes. Entre tantas versiones, se volvió popular el relato de que el apodo del grupo se debía a su líder, el habilidoso Xavier. Sin embargo, un ego supernatural no se encuentra en su catálogo de poderes. Continuá leyendo para conocer una de las grandes curiosidades de esta historia.

Escrito por Stan Lee y Jack Kirby, en medio del Movimiento de Derechos Civiles, los integrantes de este reconocido equipo reflejaron la turbulenta agitación social en 1963. Al momento de su lanzamiento, X-Men #1 presentó una identidad única en las novelas gráficas de la época, con rasgos de los sucesos del momento, y se volvió famosa. En ese primer número, Jean Grey le pregunta al Profesor X de dónde viene el nombre del grupo que, en ediciones posteriores, Marvel alegó que su respuesta se refería a él mismo; pero originalmente era un juego de palabras con un significado especial para sus integrantes.

La mutación presente en los estudiantes de la escuela del profesor les otorga superpoderes, o como dice Xavier de forma inclusiva, “poder extra”. Por eso Cyclops, Angel, Beast, Iceman y Grey trabajaron juntos bajo una forma abreviada de “The Extra-Power Men”. A su vez, cuando Wolverine fue torturado por una organización en la sombra, eran Arma X, así que finalmente se declaró que tenían el gen X, y en los tiempos modernos, Jonathan Hickman (conocido como el Jefe de Marvel) jugó con la letra, sustituyéndola por el número romano diez o un símbolo de cruz en eventos como Powers of X y X of Swords.

¿Conocías este dato? Ya sea en un enfrentamiento contra Magneto o Robert Kelly, los X-Men siempre necesitaron ese “poder extra” que en muchas ocasiones lamentaron. Si lo analizamos, es un admirable dato significativo el origen del apodo. Al tener en cuenta que los mutantes siempre fueron cazados y asesinados por su genética, es un gran detalle que uno de sus mayores defensores los llame así con la idea de que no los veía como fenómenos, sino como personas con algo extra.

Etiquetas: